Super Bowl LV 2021

Super Bowl LV

SUPER BOWL LV

Tom Brady y sus anillos de Super Bowl

El mariscal de campo ha sido campeón de la NFL con el hambre de un jugador de 24 años y con toda la experiencia de uno de 43.

Estados Unidos
0

Con 42 años de edad, Tom Brady decidió salir del mismo equipo y sistema de juego de los últimos 20 años para probar suerte en Tampa, un equipo con valiosas piezas en la defensiva y en el ataque, pero que carecían del liderazgo que aporta un ganador experimentado. A poco menos de 11 meses después de tomar su decisión, los Buccaneers jugaron el Super Bowl LV en casa para situar el segundo Vince Lombardi en las vitrinas de sus oficinas. Este es, asimismo, el séptimo trofeo de la NFL que captura el mariscal de campo, aglomerando en solitario más que cualquier otra organización.

Elegido como el prospecto número 199 en el reclutamiento de 2000, Thomas Edward Patrick Brady (San Mateo, 1977) llegó a New England Patriots donde sería remplazo de Drew Bledsoe, primera selección global de 1993 con previa experiencia en el Super Bowl (XXXI).

Un fuerte golpe del apoyador de New York Jets, Mo Lewis, mandó a Bledsoe a la banca por el resto del año y cambió el curso de la historia para la franquicia. “Fue el golpe más escandaloso que recuerdo haber escuchado. Drew era muy duro, y se levantó y llegó a la lateral con su máscara aplastada. Vi y oí el golpe, y se escuchó el crujido”, rememoró años después Brady.

Ese mismo año, Brady llevó a los Patriots hasta la postemporada. Pasaron por el duelo del infame "Tuck Rule", ganaron el Campeonato de la AFC en Pittsburgh y partieron hacia Louisiana Superdome donde montó una última serie de nueve jugadas en la que completó cinco de ocho pases para 53 yardas. Adam Vinatieri convirtió desde 48 yardas un gol de campo mientras el reloj expiraba.

Con 24 años y 184 días, Tom Brady ganó su primer Super Bowl.

Un par de años después, ausentes en los playoffs previos, los Patriots regresaron al football de enero y avanzaron con victorias ante los Titans y los Colts para jugar el partido grande en Reliant Stadium, (XXXVIII). El primer cuarto de ese encuentro se fue en blanco como la mayoría en los que jugó Brady. Con mayor responsabilidad sobre sus jugadores, Brady lanzó 32 pases completos en 48 intentos para 354 yardas, tres touchdowns y una intercepción.

Nuevamente con el partido en la línea y menos de un par de minutos de juego, se sentaron los cimientos del legado de la leyenda. Brady completó cinco de seis pases para avanzar a su equipo 67 yardas y poner de nueva cuenta a Vinatieri lo más cerca posible de los postes amarillos. Un gol de campo desde 41 yardas le dio a los Patriots el segundo Super Bowl en su historia.

Con 26 años y 182 días, Tom Brady ganó su segundo Super Bowl.

¿Defender el campeonato? El último equipo que lo había logrado eran los Broncos de John Elway (1997-98). Nuevamente pasándolo encima a los Colts de Peyton Manning en la postemporada y ganando ante los Steelers en Pittsburgh, los Patriots se abrieron paso hacia el Super Bowl. Con jugadas de engaño y el playbook tradicional Tom Brady logró 23 pases en 33 intentos para 236 yardas de las cuales 133 fueron para Deion Branch, quien atrapó 11 de los 12 balones que volaron en su dirección. Branch fue el MVP, Mike Vrabel capturó otro pase de touchdown en un Super Bowl y la defensa de los Patriots se llevó tres intercepciones de Donovan McNabb. Ese es, hasta la fecha, el último equipo que logró repetir el campeonato en la NFL.

Con 27 años y 187 días, Tom Brady ganó su tercer Super Bowl.

Después vinieron los Patriots cuasiperfectos con el resquebrajo de último momento dos veces ante Eli Manning y los Giants de Tom Coughlin, y un intermedio de una década sin la gloria de quien exhausto levanta el Vince Lombardi.

Para la temporada 2013, Brady sacó de la contienda a los Ravens, a los Colts ahora en manos de Andrew Luck y, finalmente, viajó al desierto para enfrentarse al campeón defensor, Seattle Seahawks. Marshawn Lynch tuvo la oportunidad, y Pete Carroll decidió lanzar el balón. Malcolm Butler interceptó y los Patriots sumaban el cuarto título de su historia. A Brady le tocó una vez más el MVP del Super Bowl tras 328 yardas, cuatro touchdowns y un par de intercepciones.

Con 37 años y 182 días, Tom Brady ganó su cuarto Super Bowl.

Con el marcador 28-3 en su contra en el tercer periodo y el MVP de la temporada (Matt Ryan) en los controles del equipo contrario, Brady y los Patriots tuvieron en la edición LI del Super Bowl una remontada dimensiones épicas que culminó en tiempo extra con un acarreo de James White para completar una de las más grandes hazañas de los deportes colectivos.

Con 39 años y 186 días, Tom Brady ganó su quinto Super Bowl.

Al siguiente año, Brady intentó lo que logró años atrás, ganar el campeonato en años consecutivos, pero ni una nueva marca hasta hoy vigente en yardas (505) ni sus tres pases de anotación le dieron la oportunidad de liquidar a los Eagles de Nick Foles.

Tom Brady volvió al tercer Super Bowl en tres años. La edición LIII en el Mercedes-Benz Stadium fue de cortos avances y defensivas capaces que marcaron el ritmo desde el inicio hasta el final del encuentro. Julian Edelman se llevó el MVP por sumar 141 yardas en 10 recepciones y con un par de goles de campo y una anotación terrestre los Patriots se coronaron de nueva cuenta para sellar lo que se comprende a la distancia como una de las dinastías de mayor dominio en la NFL.

Con 41 años y 184 días, Tom Brady ganó su sexto Super Bowl.

Nueva casa, nuevo sistema, nuevos compañeros, Tom Brady cambió por completo la cultura de un equipo talentoso que no lograba avanzar a la postemporada. Con 43 años y 188 días, Tom Brady ha ganado su séptimo Super Bowl, siendo el segundo mariscal de campo en la historia que gana un el duelo de campeonato con dos equipos distintos, desestimando cualquier duda sobre ser jugador de sistema y reafirmándose como el mejor en la historia del football.