Green Bay Packers

Aaron Rodgers ve un futuro incierto tras campeonato de la NFC

Previo al juego por el campeonato de la NFC, el QB no quiso comprometerse a continuar en Green Bay o la NFL; además, habló del trabajo arbitral del cotejo.

Aaron Rodgers con los Packers
Morry Gash AP

A pesar de solo ostentar un anillo de Super Bowl, Aaron Rodgers es considerado uno de los mejores mariscales de campo en la historia de la NFL. Al caer derrotado en su cuarto campeonato de la NFC, el egresado de California no sabe qué sigue en su carrera profesional.

Tras ser superado por los Buccaneers en el primer juego por el título de la Conferencia Nacional que los Packers de Rodgers jugaron en Lambeau Field, el quarterback aseguró que no sabe cuál es su siguiente paso.

“Para muchos el futuro es incierto, yo incluido. Eso es lo que más entristece. Haber llegado tan lejos. Obviamente hay un final en cierto punto sin importar si lo alcanzamos o no”, mencionó. Las palabras de Rodgers se dan a solo unos días de que declarara que su futuro es un “misterio”.

Molestia con los árbitros

Rodgers, no solo se limitó a hablar del porvenir, también se manifestó en contra del cuerpo de árbitros para el juego. Con relación a la interferencia de pase de Kevin King en el ocaso del encuentro aseguró que la decisión no se apegó a otras penalizaciones en el compromiso.

“Creo que es una mala marcación. Creo que hubo algunas oportunidades en el campo que no fueron marcadas para nosotros. Me sorprendió por la situación. Recuperábamos el balón con 1:35, un tiempo fuera y una oportunidad de ganar el juego e ir al Super Bowl”, aseveró.

Y las palabras de Rodgers hicieron eco. El propio head coach Matt LaFleur señaló la disparidad de criterios por parte de las cebras. “Estaba sorprendido por cómo se desarrolló el juego. Siento que hubo múltiples jugadas en el partido donde nos dejaron jugar”, indicó.

LaFleur tampoco se guardó nada y explicó por qué optó por patear un gol de campo en el cierre del cuarto periodo y buscar la anotación en cuarto down.

“Las cosas no siempre salen de una manera en la que te arrepientes. Fueron las circunstancias de tener tres oportunidades y no conseguir yardas, además de no solo necesitar la anotación, sino la conversión de dos puntos”, reveló.