NFL PLAYOFFS

Daniel Sorensen y Mack Wilson evitan multa

En el encuentro de Divisional Round entre Browns y Chiefs, Mack Wilson dio una fuerta tacleada a Patrick Mahomes y Daniel Sorensen a Rashard Higgins.

DANIEL SORENSEN, RASHARD HIGGINS
JAMIE SQUIRE AFP

El partido entre Browns y Chiefs en Divisional Round estuvo más apretado de lo esperado por las casas de apuestas y las predicciones de los expertos, esto en parte a dos jugadas que marcaron el partido: una tacleada de Mack Wilson a Patrick Mahomes en el tercer periodo y otra de Daniel Sorensen a Rashard Higgins antes de finalizar la primera mitad. Ninguno de ellos terminará en multa, reportó Tom Pelissero, de NFL Network.

Quizás el primero de los mencionados sea el más recordado por tratarse de un golpe al mariscal de campo que lo sacó del partido y ameritó iniciar con los protocolos de conmoción. Wilson impacto la espalda de Mahomes con una tacleada en seco. El mariscal de campo se levantó, pero no pudo mantener el equilibrio. Al percatarse de ello, fue retirado del campo de juego y entró Chad Henne en su lugar.

Ambos jugadores intercambiaron mensajes al final del encuentro, y el ala defensiva Myles Garrett, capitán defensivo de Cleveland, aclaró en la conferencia de prensa postpartido, ante los rumores, que ningún jugador de su equipo intentó lastimar deliberadamente a Mahomes.

Sorensen

El impacto del safety de los Chiefs sobre el receptor de los Browns, por otro lado, evitó el primer touchdown para los Browns en la primera mitad al golpear casco a casco al receptor abierto del club visitante. Los oficiales no castigaron la jugada.

Además del evidente golpe de un casco contra el otro en la zona final del campo, Higgins perdió el ovoide en la yarda uno. En manos de nadie, el balón pasó a la zona de anotación y salió de territorio bueno. Esto trajo, a su vez, más polémica. Jugadores activos y retirados, así como analistas, comentaron que esa regla de touchback debe ser modificada.

En la transmisión de CBS, el analista de la cadena televisiva y exoficial de la NFL, Gene Steratore, comentó que, a su juicio, la jugada debió ser castigada a Sorensen por uso ilegal del casco.