PROTESTAS EN WASHINGTON

La NBA condena la violencia en el Capitolio de Washington

Varias muestras de repudio a la toma violenta del Capitolio se escucharon durante la jornada del miércoles 6 de enero en la NBA: Kerr, Rivers...

La NBA condena la violencia en el Capitolio de Washington
Marta Lavandier AP

La irrupción de manifestantes pro-Trump en el Capitolio, en Washington D.C, durante la certificación del triunfo electoral de Joe Biden ha causado múltiples reacciones en todos los estratos de la vida pública estadounidense. La gran mayoría, tintas en repudio, rechazo, asombro e indignación. La NBA, una de las principales opositoras al proyecto del presidente Donald Trump fuera del espectro político, organización que ha abrazado el activismo social con la anuencia de la oficina del comisionado Adam Silver en los últimos meses, concentró las reflexiones y acciones más notorias en la esfera deportiva. Es la única liga profesional que tuvo actividad durante la jornada de los disturbios en la capital de la Unión Americana. E hizo escuchar su voz con fuerza, de nuevo, volviendo a poner en el centro de la conversación su causa anti-racismo.

Para empezar, había rumores de que el partido entre Miami Heat y Boston Celtics, programado para iniciar a las 19:30 horas (EST) en el American Airlines Arena, iba a ser suspendido. De hecho, los Celtics tardaron en aparecer para realizar sus ejercicios de calentamiento, según reportó AP, lo cual desató las dudas. Finalmente, ambos equipos se presentaron sobre la duela en tiempo y forma. Eso sí, minutos antes del inicio del encuentro, Heat y Celtics emitieron una declaración conjunta: "La drástica diferencia entre la forma en la que los protestantes fueron tratados la pasada primavera y verano (en referencia a las manifestaciones de 'Black Lives Matter') en comparación a los de hoy, que actuaron ilegalmente, muestra cuánto trabajo tenemos por hacer. Hemos decidido jugar el partido de esta noche para tratar de llevar alegría. Pero no debemos olvidar las injusticias en nuestra sociedad". Acto seguido, a manera de protesta, todos los jugadores se arrodillaron durante la reproducción del himno nacional de Estados Unidos.

En el mismo tenor, Michele Roberts, directora ejecutiva de la Asociación de Jugadores, declaró a ESPN: "Vimos a un policía negro siendo perseguido y los jugadores me preguntaron: ¿Entonces esto es lo que pueden hacer?" ¿Y la gente no entiende este privilegio? Sé lo que están sintiendo. Estoy tan enojada y dolida. Me rehúso a llorar". Doc Rivers, coach de los Philadelphia 76ers, coincidió con Roberts en la rueda de prensa que sostuvo antes de enfrentar a los Washington Wizards: "En las protestas del verano estuvo la policía, la Guardia Nacional. Y, ahora, nada. Esto prueba un punto sobre el privilegio blanco. ¿Se imaginan si fueran afroamericanos lo que tomaran el Capitolio? ¿Qué hubiera pasado? Es un día muy triste, en muchas formas, para nuestro país. Es parte de lo que somos y debemos resolverlo". "La democracia siempre prevalece", añadió el excoach de los Clippers.

Steve Kerr: "Terroristas"

Steve Kerr, uno de los más prominentes críticos de Trump en la NBA, también opinó sobre la violencia desatada en el Capitolio y cuestionó la posición del mandatario y sus seguidores de no aceptar los resultados del proceso electoral del pasado 3 de noviembre. "La verdad importa, por las repercusiones que hay si permitimos que las mentiras se propaguen. Hay millones de personas que aún dudan de una elección que ya fue certificada en todos los estados. Todas las cortes han desechado las demandas. Una elección legitima ha sido cuestionada por millones de personas, incluida gente que está en el gobierno de nuestro país. Han permitido muchas mentiras", sentenció el coach de los Golden State Warriors.

Kerr también cargó contra representantes del Partido Republicano, como Ted Cruz y Marco Rubio, quienes han enarbolado las teorías conspiratorias de 'fraude electoral' esgrimidas por Trump y también se han negado a validar los votos del Colegio Electoral a favor de Joe Biden: "Debería haber una conferencia de prensa antes de las sesiones en el Congreso para que les pregunten '¿Están contentos ahora?'. Al final de su intervención previa a enfrentar a los Clippers en Chase Center, Kerr ironizó sobre la importancia del baloncesto en un día tan caótico y llamó 'terroristas' y quienes tomaron por asalto la sede del poder legislativo: "Hay dos preguntas muy importantes para el destino de este país: ¿Qué vamos a hacer con los terroristas que entraron al Capitolio?' y '¿Qué vamos hacer para defender a Lou Williams?".

Rodilla en suelo

La jornada también estuvo marcada por la negativa de una corte de Wisconsin a presentar cargos contra el agente que disparó contra Jacob Blake, ciudadano estadounidense que quedó paralítico después del ataque, perpetrado el pasado 23 de agosto. Bucks y Pistons lanzaron el balón al aire y, acto seguido, lo arrojaron fuera del terreno de juego para arrodillarse sobre la duela del Fiserv Forum, en Milwaukee. Clippers y Warriors replicaron el gesto durante la entonación del himno nacional mientras Raptors y Suns formaron un círculo de brazos entrelazados en la previa de su partido. En añadido, Jaylen Brown, escolta de los Celtics, vio una disparidad de criterios para calificar las protestas políicas dependiendo de su motivación: "Arrodillarse es irrespetuoso a Estados Unidos, pero asaltar la capital no lo es", tuiteó.