ACTUALIDAD

¿Por qué asaltan el Capitolio los seguidores de Trump?

Cientos de personas a favor del líder republicano han entrado al edificio y al hemiciclo por la fuerza causando graves disturbios.

Estados Unidos Trump Biden Capitolio manifestantes
WIN MCNAMEE AFP

Sigue el caos en Estados Unidos. A pesar de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre para ser el próximo presidente del país, los seguidores de Donald Trump se niegan a aceptar la derrota del último inquilino de la Casa Blanca. El propio Trump ha repetido tanto en los últimos meses que su derrota era injusta y que el resultado de las votaciones estaba adulterado que la masa proTrump ha actuado en su nombre por la fuerza.

Cientos de manifestantes han entrado en el Capitolio, burlando cualquier tipo de seguridad, para impedir que siguiera adelante el acto de certificación de los votos electorales que darían al demócrata Joe Biden el empujón final y definitivo hacia la presidencia. Es el último intento, a la desesperada, por conseguir lo que, para ellos, debe suceder: la continuidad de Donald Trump como presidente.

Los graves incidentes se han producido después de que el vicepresidente del presidente saliente de los Estados Unidos, Mike Pence, asegurara en una carta remitida al Congreso que no tenía el poder de seleccionar los votos electorales que le apetecieran y de certificar la validez de los mismos, contrariamente a lo que habían afirmado Donald Trump y sus seguidores.

Una sucesión de acontecimientos en un breve espacio de tiempo

Todo se ha desencadenado en cuestión de horas. Era el día señalado para que el Congreso confirmara a Joe Biden como próximo presidente, una formalidad que debía transcurrir sin incidentes. Sin embargo, desde primera hora de la mañana la capital estaba caldeada. Mientras el Senado y la Cámara de Representantes celebraban la sesión conjunta que contempla la Constitución para contar los votos electorales, Trump seguía presionando a favor de unas hipotéticas elecciones fraudulentas.

Encima, su vicepresidente, Mike Pence, emitió una carta, remitida al Congreso, afirmando que no podía dar por inválidos los votos, algo que Trump se encargó de criticar en público en su cuenta de Twitter, afirmando: “Mike Pence no tiene el coraje de hacer lo que debería haber hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución, dando a los estados la oportunidad de certificar un conjunto de hechos corregidos, no los fraudulentos o inexactos que se les pidió que certificaran previamente. ¡Estados Unidos exige la verdad!".

Además, el propio Donald Trump, en un mensaje a sus seguidores desde la Casa Blanca, llamó a luchar y a no rendirse: “Nunca nos rendiremos, nunca concederemos [la victoria de Biden]”. Y añadía: “Detendremos el robo”.

Irrupción en el Capitolio por la fuerza

Gracias al aliento de Trump, y ante la cercanía de la victoria definitiva de Biden, cientos de personas han entrado en el Capitolio, a gritos, tirando vallas, rompiendo ventanas, cristales, con banderas, etc. La policía ha tenido que intervenir, produciéndose un enfrentamiento entre los cuerpos de seguridad y los manifestantes, con disparos y heridos.

Finalmente, Donald Trump se ha retractado y ha pedido a sus seguidores que abandonen la violencia y permanezcan en paz. Las Fuerzas Armadas no han intervenido, ya que el Departamento de Defensa se ha negado, pero la policía que estaba en el interior del edificio sí ha requerido de refuerzos y de un mayor dispositivo, ante la cantidad de manifestantes agolpados por las inmediaciones del Capitolio y dentro en los pasillos. Por ello, ha acudido la Guardia Nacional.

Biden ha comparecido también para exigir el final de la violencia: “Nuestra democracia está bajo un ataque sin precedentes. Un asalto a los representantes de nuestro pueblo y a los trabajadores del servicio público. Las escenas de caos en el Capitolio no representan lo que somos y no reflejan la verdadera América”.