ACTUALIDAD

Manifestantes a favor de Trump irrumpen en el Capitolio

Pence ha asegurado que no tiene autoridad para tumbar la victoria de Joe Biden, algo que Donald Trump pretendía para no dejar la Casa Blanca.

Estados Unidos Trump Biden Capitolio manifestantes
Drew Angerer AFP

En un último intento por impedir que finalmente Joe Biden acceda a la Casa Blanca, cientos de manifestantes han entrado en el Capitolio de Estados Unidos, donde las dos cámaras del Congreso estaban reunidas para certificar la victoria de Joe Biden en noviembre. Una multitud de personas ha accedido a las escaleras del edificio, inicialmente sin oposición policial prácticamente, pero ya se ha cerrado de emergencia el edificio. El Senado fue evacuado, pero la Cámara quedó aislada, con los diputados encerrados dentro.

Una hora antes, Donald Trump había lanzado un mensaje destinado a sus seguidores, que ajustaran cuentas contra los autores del, para él, pucherazo, y todos aquellos que estaban intentando que abandonara la presidencia de Estados Unidos.

Una imagen para la historia que ha obligado a suspender la sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso. El vicepresidente Mike Pence ha tenido que ser evacuado, y las autoridades han procedido al cierre de las puertas del hemiciclo. Ha sido el único incidente del día, ya que anteriormente, pese al enfado y frustración de los manifestantes en el centro de Washington, no había habido ningún problema. La noche del martes sí que hubo disturbios en la capital con enfrentamientos entre partidarios del presidente y la policía metropolitana.

Todo se ha desencadenado después de que el vicepresidente del presidente saliente de los Estados Unidos, Mike Pence, asegurara en una carta remitida al Congreso que no tenía el poder de seleccionar los votos electorales que le apetecieran y de certificar la validez de los mismos, contrariamente a lo que habían afirmado Donald Trump y sus seguidores.

Actuación de la policía contra los manifestantes

En lugar de recurrir a las Fuerzas Armadas, algo a lo que el Departamento de Defensa se ha negado, se ha producido finalmente la aparición de policías para impedir que hubiera más incidentes. Los seguidores de Trump estaban destrozando puertas, ventanas, cristales, e incluso con la intención de acceder a la sala del Pleno de la Cámara de Representantes. La policía que está en el interior está preparada por si fuera necesario disparar.

534 legisladores han tenido que ser evacuados al sótano del edificio, con máscaras antigás de máxima protección, ya que la preocupación era máxima. Uno de los manifestantes llegó al interior del Senado, se subió al asiento del vicepresidente y gritó: “¡Trump ha ganado las elecciones!”. La multitud se estaba paseando por los pasillos con banderas.

Ante todo eso, la policía tiene un perímetro de seguridad alrededor del edificio, que también está siendo evacuado con gas pimienta y bombas de humo.