NFL

Giants vencen a Cowboys y esperan la derrota de Washington

Andy Dalton fue capturado seis veces y no pudo lanzar ningún pase de anotación en la derrota que sufrieron los Cowboys 23-19 ante los New York Giants.

Giants vencen a Cowboys y esperan la derrota de Washington
ELSA AFP

Un auténtico desastre fue la ofensiva de Dallas en el encuentro ante los New York Giants. Andy Dalton fue capturado seis veces y no pudo lanzar ningún pase de anotación en la derrota que sufrieron 23-19 ante los Giants, con lo que se despiden de una temporada para el olvido.

El arranque fue esperanzador para los Giants. La primera serie ofensiva, Daniel Jones logró comandar a la ofensiva del conjunto de Nueva York hasta las diagonales. Al final fue Sterling Shepard en un engaño, quien por la vía terrestre logró ingresar a la zona de anotación dándole la ventaja a los suyos.

Andy Dalton salió dormido y no pudo responder a la ofensiva. Tuvo que venir una jugada grande a la defensa para darle de nuevo el balón a los de la Estrella Solitaria. Daniel Jones perdió el balón y Owuzie lo terminó recuperando para los de Dallas. A pesar de ello, se conformaron con un gol de campo de Zuerlein.

Después de que las dos ofensivas sufrieran para mover el balón, tuvo que aparecer Jones a mediados del segundo cuarto para encontrar a Shepard, quien lograba de esa manera extender a 10 la ventaja de los Giants, misma que fue recortada a siete con el segundo gol de campo de Zuerlein.

Jones volvió a encontrar a Dante Pettis para ampliar nuevamente la ventaja a 14 puntos. Sin embargo, dos goles de campo de Zuerlein y un acarreo de una yarda de Ezekiel Elliott llegó a poner el partido a un punto.

La defensiva de Giants se impuso

Cuando los Cowboys buscaron regresar con la desventaja 23-19, apareció la defensiva de los Giants capturando a Andy Dalton dos veces, y después con la intercepción de McKinnie en las diagonales al quarterback de Dallas.

Al final, Dallas intentó mantenerse con vida forzando un balón suelto de Gallman, pero el propio corredor de Nueva York recuperó y las esperanzas de poder volver a los Playoffs se terminaron en casa de su archirrival.