Estados Unidos | Coronavirus

Atacan la casa de Mitch McConnell al oponerse al nuevo paquete de estímulo económico

Las casas de Mitch McConnell y Nancy Pelosi fueron vandalizadas luego de que el líder del Senado se opusiera al aumento en el paquete de estímulo.

Atacan la casa de Mitch McConnell al oponerse al nuevo paquete de estímulo económico
POOL REUTERS

Este domingo 3 de enero se dio a conocer que la casa de Mitch McConnell, jefe de la mayoría republicana en el Senado de USA, así como de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fueron vandalizadas luego de que el aumento para que el paquete de estímulo pasara de 600 a dos mil dólares, no fuera aprobado en el líder del Senado.

La decisión de McConnell se dio a pesar de que Donald Trump dio el visto bueno para que se llevara a cabo, pero finalmente la última palabra quedó en manos del líder republicano, quien se niega a aprobar dicho aumento, pues según ha declarado "no será intimidado para entregar más dinero prestado a los amigos ricos de los demócratas que no necesitan ayuda".

Según información de medios en los Estados Unidos, las casas de ambos políticos aparecieron con pintas en las que la gente mandó ciertos mensajes para reclamar la ayuda económica que necesitan los estadounidense más afectados por la pandemia de coronavirus.

Los reportes indican que el garaje de la casa de Pelosi apareció con la inscripción "$2K"  tachada, además de las frases "cancelen los alquileres" y "queremos todo", esto aunado a la aparición de una cabeza de cerdo y sangre falsa que fueron puestas afuera de la residencia de la demócrata.

Por su parte, la puerta principal y una de las ventanas de la vivienda de McConnell en Louisville, Kentucky también aparecieron con pintas que reclamaban "en dónde está mi dinero" y "Mitch mata a los pobres".

Micht califica los actos como un "berrinche"

No obstante, McConnell tomó los hechos como un "berrinche radical" y sentenció que no piensa dejarse presionar por lo ocurrido, ya que "el vandalismo y la política del miedo no tienen cabida en la sociedad estadounidense".