COLLEGE FOOTBALL PLAYOFF

Se espera paliza de Alabama en el Rose Bowl

El Fighting Irish tiene que lidiar con el Crimson Tide y su poderoso ataque, que promedia 49.2 puntos por juego e incluye a dos finalistas al Trofeo Heisman.

Estados Unidos
0
Final de la ACC entre Notre Dame y Clemson
Jeff Siner AP

Poner a Notre Dame en una de las semifinales del College Football Playoff (el Rose Bowl en Arlington, Texas, este 1 de enero) fue una decisión polémica, por decir lo menos, del comité del CFP.

En el juego por el campeonato de la Conferencia ACC, el Fighting Irish fue superado fácilmente, 34-10, por Clemson; la ofensiva de Notre Dame únicamente generó 44 yardas por la vía terrestre, su quarterback Ian Book fue capturado en seis ocasiones y apenas convirtió 3 de 12 en tercer down.

Ahora el Fighting Irish (4) tiene que lidiar con Alabama (1) y su poderoso ataque, que promedia 49.2 puntos por juego e incluye a dos finalistas al Trofeo Heisman: el quarterback Mac Jones y el wide receiver DeVonta Smith.

En apenas 15 juegos como titular con el Crimson Tide, Jones ha montado números impresionantes, incluso mejores que los de sus predecesores, Tua Tagovailoa y Jalen Hurts. Jones es el único de los tres que ha superado la barrera de las 400 yardas en cuatro ocasiones y su promedio de 327.4 yardas aéreas por juego también supera a lo que hicieron Tagovailoa y Hurts.

Smith fue nombrado el Jugador del Año por The Associated Press, convirtiéndose en el primer wide receiver que gana el reconocimiento, establecido en 1998.

Smith, quien busca ser el primer receptor que gana el Heisman desde 1991, ha atrapado 98 balones para 1,511 yardas y suma 19 touchdowns.

Por si fuera poco, el corredor Najee Harris ha anotado un total de 27 touchdowns esta campaña, 24 por la vía terrestre. Con esas 27 anotaciones, Harris es segundo en la historia de Alabama y de la Conferencia SEC, solo detrás de los 28 touchdowns de Derrick Henry en 2015.

No es casualidad que en Las Vegas el Crimson Tide es favorito por 19 puntos.

“Somos conscientes del hecho de que esta es una ofensiva eléctrica que suma fanegas y fanegas de puntos”, dijo el coach de Notre Dame, Brian Kelly. “Nuestra ofensiva ha sido tradicionalmente una ofensiva de control de balón. No podemos entrar a este juego y cambiar quiénes somos. Ese ha sido nuestro ADN este año. No podemos tener muchos tres y fuera. Queremos aferrarnos al balón”.

Para ello, Notre Dame debe ser capaz de hacer lo que mejor sabe: correr el balón.

Los corredores Kyren Williams, C’Bo Flemister y Chris Tyree han tenido todos al menos un juego de 100 yardas terrestres esta campaña.

Williams lo ha logrado en seis ocasiones. En 10 juegos, suma 1,061 yardas y 12 touchdowns por tierra, además de 27 recepciones, 282 yardas y una anotación en el juego aéreo, números que le valieron ser nombrado Novato del Año en la ACC.

Alabama se concentrará en frenar a Williams y a los otros corredores del Fighting Irish para poner el Rose Bowl en manos de Ian Book.

Book es el quarterback con mejor récord como titular en la historia de Notre Dame, con 30-4. Además, es un pasador que casi no comete errores: ha intentado 314 pases y solo ha sufrido dos intercepciones esta campaña.

Alabama y Notre Dame se miden por octava ocasión. El Fighting Irish gana 5-2 la serie, pero el Crimson Tide ha ganado dos de los tres más recientes.

En el Juego por el Campeonato colegial de 2013, Alabama dominó y se impuso 42-14.

El head coach Nick Saban tiene marca de 4-0 contra Notre Dame (1-0 con Alabama).

El Irish ha enfrentado al equipo primer rankeado en un Bowl en siete ocasiones (1969, 1970, 1973, 1977, 1980, 1989 y 1990) y su récord es de 4-3 en esos juegos.

¿Podrán dar la primera gran sorpresa de 2021?