SEMANA 15

Los Patriots de Bill Belichick, a merced de Miami

New England y Miami son dos equipos muy diferentes a los que se enfrentaron en la Semana 1, cuando los Patriots ganaron 21-11.

Estados Unidos
0
Brian Flores, Bill Belichick
Adam Glanzman Getty Images

Bill Belichick sabe lo que es no tener a Tom Brady y perderse los Playoffs como head coach de los Patriots.

En la campaña 2008, Brady se rompió los ligamentos de la rodilla en la Semana 1, y aunque Matt Cassel hizo un buen trabajo como su reemplazo y New England terminó con récord de 11-5, los Miami Dolphins fueron los campeones de la División Este de la AFC.

Miami también tuvo marca de 11-5, pero le ganó la División a New England por tener mejor récord en la Conferencia (8-4 contra 7-5 de los Patriots). Y Baltimore (8-4) fue el segundo Wild Card porque también tuvo mejor marca que el equipo de Belichick dentro de la AFC.

Esta campaña 2020 será la primera desde que Belichick llegó a New England, en el 2000, que un rival divisional termine con más victorias que los Patriots.

New England no está eliminado todavía. Con 6-7 ocupa la décima posición en la siembra de la AFC, detrás de Miami (8-5), Baltimore (8-5) y Las Vegas (7-7).

Tras la derrota de los Raiders, el jueves ante los Chargers, las posibilidades de los Patriots mejorarán dramáticamente si pueden vencer el domingo a los Dolphins.

“Todo lo que sé es que si salimos y ganamos el resto de nuestros juegos, nos daremos una oportunidad”, dijo James White, corredor de los Patriots. “Y luego, pase lo que pase, no está realmente en nuestro control”.

New England y Miami son dos equipos muy diferentes a los que se enfrentaron en la Semana 1, cuando los Patriots ganaron 21-11, en el primer juego de Cam Newton como quarterback titular, en sustitución de Tom Brady.

New England corrió para 217 yardas, incluidas 75 de Newton, quien además logró un par de touchdowns por tierra.

Newton tiene 11 anotaciones por la vía terrestre en 2020, y con una más empatará el récord de la franquicia para un quarterback, en poder de Steve Grogan (12 en 1976).

En ese partido en septiembre, la defensa de los Patriots interceptó en tres ocasiones a Ryan Fitzpatrick, quien desde la Semana 8 fue reemplazado por Tua Tagovailoa.

El novato tiene marca de 4-2 como titular y enfrentará a los Patriots por primera vez.

“En este momento, este es nuestro juego más importante”, dijo Tagovailoa.

Lo es. Si Miami derrota a New England pondrá un pie de regreso en los Playoffs, a los que no accede desde 2016. Los Dolphins necesitan ganar dos de los tres juegos que le restan y seguirán con vida en enero.

El problema para el equipo del coach Brian Flores (discípulo de Belichick) son las lesiones. Miami podría quedarse sin sus tres mejores receptores y dos linebackers titulares para el crucial juego ante los Patriots.

“Necesitamos que alguien dé un paso al frente”, dijo Flores. “Ha sido así para todos los equipos durante todo el año. Los equipos que son capaces de adaptarse mejor, se dan la oportunidad de seguir jugando bien. Y es una gran oportunidad para los muchachos que puedan jugar”.

Los wide receivers DeVante Parker y Jakeem Grant no pudieron terminar el juego contra los Chiefs, lo mismo que el tight end Mike Gesicki.

Además, Kyle Van Noy y Elandon Roberts se perdieron ese juego ante Kansas City, fueron extrañados por la defensiva de Miami y están en duda para este domingo.

Esa defensa debe ser capaz de frenar el ataque terrestre de New England y eso incluye a Newton. Los Patriots promedian 147.5 yardas por tierra y Damien Harris (3) y Sony Michel (1) se han combinado para cuatro juegos de yardas esta campaña, la mayor cantidad para los Patriots desde 2007 (5).

La historia es muy diferente cuando los rivales obligan a lanzar a Newton, quien es 18 o peor en todas las categorías importantes para un quarterback en la NFL, incluido el rating: 78.9 (31 en la liga entre los quarterbacks calificados).

Newton deberá cuidar el balón ante un equipo de Miami que está empatado en el liderato de la NFL con 25 balones robados y es segundo con un diferencial de +10 en cuanto a intercambios.

Las nueve intercepciones de Xavien Howard son lo más alto en la liga desde 2012, cuando Tim Jennings, de Chicago, tuvo nueve. Howard, además, es colíder con 17 pases defendidos.

Los Dolphins pueden matar dos pájaros de un tiro el domingo: quedarse a un solo triunfo de clasificar a Playoffs y dejar a los Patriots virtualmente eliminados.