Patriots
3
FIN
24
Rams

NFL

Rams borran a Patriots del emparrillado del SoFi Stadium

El último enfrentamiento entre ambas organizaciones fue en el Super Bowl LIII; encuentro que significó el sexto título de New England en la historia.

Estados Unidos
0
Jared Goff y Cam Akers con Rams
Katelyn Mulcahy AFP

En febrero de 2019 Rams y Patriots se midieron en el emparrillado del Mercedes-Benz Stadium para definir al campeón de la NFL. Veintidós meses después la realidad de ambos clubes es opuesta. Mientras Los Ángeles comanda la NFC Oeste gracias derrotar a New England, el equipo de Bill Belichick depende de otros para clasificar a playoffs.

Ese presente polarizado se hizo manifiesto en el SoFi Stadium, ya que Rams solo necesitó de 15 minutos y Cam Akers (29 acarreos, 171 yardas) para definir el encuentro. Tan solo en la primera ofensiva Los Ángeles recorrieron 75 yardas en seis jugadas para poner el touchdown terrestre de una yarda de Jared Goff. Una serie después la ventaja se fue a los dos dígitos con gol de campo de 35 yardas de Matt Gay.

Tras esta anotación fue cuando New England tuvo su oportunidad más clara de hacer daño. En el ocaso del primer cuarto el cornerback novato Myles Bryant interceptó a Goff en la yarda 32 de Rams. Empero, lo que parecía una oportunidad de oro para Patriots se convirtió en su fin pues tan solo tres jugadas después, con 14 segundos transcurridos del segundo periodo, Kenny Young consiguió un pick six de 79 yardas.

Patriots hicieron sus únicos puntos del juego cerca del final de la primera mitad con gol de campo de 29 yardas de Nick Folk. Sin olvidar que minutos antes, en las puertas de las diagonales, fallaron en una conversión de cuarto down para el touchdown.

Segunda mitad

En la primera oportunidad que Rams tuvo en el tercer cuarto se encargó de finiquitar el encuentro. Los Ángeles marchó por 90 yardas y a dos de la end zone, Goff encontró a Cooper Kupp en tierra prometida.

Tras el touchdown el juego cayó en un intercambio de posesiones, consecuencia de la inoperancia ofensiva de Patriots y la insistencia de Sean McVay por correr con el balón y terminar lo más pronto posible con el reloj de juego.

El siguiente juego de New England (6-7) es una visita a Miami (aduana siempre complicada para Bill Belihick). Por su parte, Rams (9-4) volverán a ser locales, ahora contra los inoperantes Jets.