NFL

Philip Rivers puede necesitar cirugía en el pie al terminar la campaña

El mariscal de campo firmó solo por un año y 25 millones de dólares en Indianapolis, pero Frank Reich ha señalado que lo quiere más tiempo con los Colts.

Philip Rivers
Carmen Mandato AFP

Con una línea ofensiva no tan porosa como la que lo cuidaba en San Diego/Los Angeles, la mejor que le ha tocado en su carrera, coinciden los expertos, Philip Rivers ha logrado reencarnar a los Colts hacia una temporada que promete terminar en la postemporada.

El esfuerzo del mariscal de campo veterano, de 39 años, ha llevado evitado, hasta la Semana 12, el tropiezo de semanas consecutivas con una derrota. Esto, a pesar de una lesión en el pie que necesitará arreglarse en algún punto. Para ello, reportó Ian Rapoport, de NFL Network, Rivers puede someterse a una cirugía para reparar una desgarro en su placa plantar, que de acuerdo con la información de Rapoport se trata de “una lesión muy seria”.

De acuerdo con reportes, el quarterback ha jugado con esa lesión desde la victoria en tiempo suplementario ante Green Bay Packers el 22 de noviembre, un par de semanas atrás.

El pasador tiene contrato con el equipo hasta marzo de 2021. Por esta temporada el equipo le dio 25 millones de dólares, 13 mdd en salario base y 12 mdd en un bono por firma, de acuerdo con Spotrac. Sin embargo, los Colts esperan contar con Rivers a bordo del ataque por más tiempo. El estratega de Indianapolis, Frank Reich, dijo en mayo que Rivers intentaría jugar varios años en el club de la AFC Sur. “Me mantengo muy optimista de que será algo de múltiples campañas”, comentó entonces sobre el contrato para The Athletic.

Al ritmo de Rivers

Si bien es cierto los números de Rivers no son desbordantes, pero con un 67.3% de sus pases completos para 16 touchdowns y nueve intercepciones, el veterano que promedia 270.7 yardas por encuentro le da mejores oportunidade al equipo que Jacoby Brissett como mariscal de campo. Rivers tiene tres partidos de tres anotaciones en la temporada.

Tras las primeras 12 semanas, con el respaldo de una de las mejores 10 defensas en yardas totales permitidas (311.8), los Colts se ubicaban como la novena mejor ofensiva en puntos anotados (27.5) y en yardas aéreas por partido (265.3).