ELECCIONES USA 2020

Joe Biden acaricia la presidencia: "Vamos a ganar esta carrera"

El candidato demócrata compareció por segunda vez desde el cierre de las votaciones y volvió a hacer un llamado a favor de la unión del país: "La democracia funciona"

Joe Biden acaricia la presidencia: "Vamos a ganar esta carrera"
Carolyn Kaster AP

Las postrimetrías de las elecciones presidenciales de 2020 han estado marcadas por el intercambio de mensajes de ambos candidatos. Uno declara y el otro responde al día siguiente. Tras el incendiario mensaje a la nación que dedicó desde la Casa Blanca el presidente Donald Trump por la tarde del jueves 5 de noviembre, en el que volvió a denunciar un 'fraude' en su contra, Joe Biden replicó con un discurso breve, similar en forma y fondo al que pronunció en el día de elección, en el que clamó ventaja en la mayoría de estados en disputa, presumió del número de votos a su favor (74 millones, un récord histórico para cualquier candidato), reafirmó su confianza en el conteo de boletas y abogó por la unión del país en tiempos de inestabilidad y ruptura social.

"Vamos a ganar esta carrera", inició su exposición el exvicepresidente, quien ilustró cómo ha remontado en varios campos de batalla que días antes parecían inclinarse hacia Trump. "Hace 24 horas estabámos atrás en Georgia y Pensilvania y, ahora, vamos a ganar esos estados. Estamos ganando en Arizona y en Nevada. Estamos en camino hacia los 300 votos del Colegio Electoral. Los números son sensacionales. Ganaremos con una clara mayoría. La gente está con nosotros. 74 millones de votos, más que ningún presidente en la historia", aseguró Biden, al utilizar las cifras como un mensaje para legitimar su hipotético triunfo: "Vencemos a Donald Trump por cuatro millones de votos, es un margen que se va a agrandar. La gente ejerció su derecho de hacer escuchar su voz. Hablaron alto y claro a favor de nuestra propuesta", añadió desde su cuartel central de campaña, en Wilmington, Delaware.

Quien fuera compañero de fórmula y de despacho de Barack Obama durante ocho años en la Casa Blanca manifestó, al contrario de Trump, su confianza en el sistema electoral. Llamó a la paciencia y a dejar que el proceso siga su curso normal. "Tenemos que mantenernos calmados. Pacientes. Que se cuenten todos los votos. Probaremos otra vez lo que ya hemos probado otras veces: la democracia funciona. Tu voto será contado. No me importa cuántos intenten detener eso. No dejaré que eso pase", afirmó.

Al igual que en su primera aparición post-electoral, el demócrata hizo un alegato a favor de la unidad nacional y refrendó que ejercerá su labor sin ninguna distinción política. Será, promete, el presidente de todos los estadounidenses: "Tenemos que recordar que el propósito nuestra política es resolver los problemas, garantizar justicia. Dar las mismas oportunidades para todos. Podremos ser oponentes, pero no enemigos", repitió en ánimo conciliador. "Todos somos 'americanos'. Podremos tener diferencias, pero al menos podemos ser civilizados entre nosotros. Es hora de unirnos como nación para sanar. No será fácil, pero hay que intentarlo. Trabajaré igual de duro para todos, para quienes votaron por mí y para quienes no. Ese el trabajo. Se llama 'el deber de cuidar a todos los estadounidenses'. No podemos gastar más tiempo en el bienestar partisano", sentenció.

No 'Prime-time'

La campaña de Biden había anunciado que el nuevo posicionamiento del candidato 'azul' se transmitiría en horario 'prime-time' nacional; sin embargo, la comparecencia se retrasó hasta las 23:00 horas, tiempo del Este. El demócrata, según la última actualización de los conteos estatales, aventaja en territorios clave, como Georgia y Pensilvania, por una mínima diferencia porcentual y menos de 50,000 sufragios. A pesar de los cómputos y de las ínfulas victoriosas, ha resistido proclamarse como el ganador absoluto de los comicios. Al menos por ahora.