NFL

Herb Adderley, integrante del Salón de la Fama, muere a sus 81 años

Adderley, que llegó a la liga como corredor y se transformó a esquinero, ganó seis anillos de campeonato entre sus años con los Packers y los Cowboys.

Herb Adderley
Anonymous AP

Herb Adderley, esquinero de Green Bay Packers duranta la década de los años sesenta y campeón cinco veces con el equipo del legenadrio entrenador en jefe Vince Lombardi, falleció este viernes a sus 81 años, anunció el equipo de Lambeau Field.

Solo cuatro jugadores en la historia de la NFL han ganado seis campeonatos. Adderley, considerado uno de los mejores esquineros de todos los tiempos, es uno de ellos. Después de pertenecer a la dinastía de los Packers, jugó tres años para los Cowboys, donde consiguió su sexto título. Lo logró en 1961, 1962, 1965, 1966, 1967 y 1971, además de ser el único jugador en estar presente en cuatro de los primeros seis Super Bowls.

Los otros tres que lo han logrado son Fuzzy Thurston, liniero ofensivo de Baltimore Colts y Green Bay Packers; Forrest Gregg, liniero ofensivo de los Packers y Dallas Cowboys, Tom Brady, único representante de ese grupo cuya participación pertenece solo a la era del Super Bowl, a partir de 1967.

Adderley fue nombrado cinco veces al primer equipo All-Pro, y miembro del primer equipo de la década de los sesenta. En 1980, el Salón de la Fama de Canton, Ohio, le abrió sus puertas al esquinero.

En 1961, año en el que llegó a la liga por la vía del Draft de la NFL como el doceavo pick global –también seleccionado por New York Titans en la segunda ronda del reclutamiento de la AFL–, Adderley sustituyó a Hank Gremminger, esquinero titular de los Packers, para la segunda mitad de un duelo ante Detroit en Thanksgiving Day, recuerda el portal Packersnews.com, y, según relata, "nunca había jugado como esquinero con los Packers", pero fue en ese encuentro cuando capturó su primera intercepción de las 48 que totalizó en sus 12 años como profesional.

Adderley, "el mejor esquinero" que por poco no lo fue

Lombardi, considerado una de las más grandes mentes del football en su tiempo y actualmente –por el legado y la influencia que dejó–, confesó que por poco se equivoca al no hacer el cambio de Adderley a la defensa, quien jugó como corredor y receptor en su época universitaria en Michigan State.

"Era muy obstinado para cambiarlo a la defensa hasta que tuve que hacerlo. Ahora que pienso en lo que significa Adderley para nuestra defensa, me da miedo pensar en cómo por poco manejé mal su situación", indicó Lombardi.

Adderley se convirtió en pieza angular de la dinastía de los Packers bajo el mandato de Lombardi, una de las más prolíficas en la historia del football. Para el estratega, cuyo nombre bautizó el trofeo de campeonato en el Super Bowl posteriormente, Adderley fue el mejor esquinero que sus ojos vieron. "Frente a todo el equipo dijo que era el mejor atleta. Siempre recordaré eso", compartió alguna vez Adderley, según su perfil oficial del Salón de la Fama.