NFL

No esperes más: Los pronósticos para la semana 5 de la NFL

El coronavirus continúa adentrándose en la liga y deja a su paso un sendero de caos e incertidumbre.

No esperes más: Los pronósticos para la semana 5 de la NFL
Michael Reaves AFP

No hay peor sensación que la incertidumbre, bueno tal vez el hambre, pero esa tiene solución. La incertidumbre no.

La incertidumbre te carcome, te da una sensación de paranoia, de ansiedad. Cualquiera que haya escuchado las palabras “tenemos que hablar”, “cuando lleguemos a la casa hablamos” o “te llaman en la oficina del director/recursos humanos” sabe de qué estoy hablando.

Lo peor de la incertidumbre es que no tiene solución, no hay nada que puedas hacer para quitarte esa horrenda sensación más que esperar.

El 2020 se ha convertido en una incertidumbre constante cortesía del “coronabitch”, una sensación que se ha adentrado en cada aspecto de nuestras vidas, desde ¿cuándo podré volver a la oficina/escuela? Hasta “¿estoy o no estoy enfermo de esta porquería? Para algunos es peor, desde luego, cuando la pregunta se convierte en “¿voy a librar esta maldita enfermedad?

La incertidumbre está en todos lados y, en ese sentido, su presencia en la NFL es mucho más banal, pero no por eso deja de ser irritante.

A unas horas que inicie la semana cinco, estamos sin saber si hay juego de los Titans —otros dos positivos y ya van para dos semanas sin entrenar en sus instalaciones. Después de darse a conocer la noticia de violación de protocolos por parte de Tennessee, la liga sopesa la posibilidad de imponer una sanción que, según varios reportes, sería histórica. ¿Una descalificación? Posiblemente.

Pero ¡ni eso sabemos, %(¡&#@!

Lo que sí sabemos es que han pasado cuatro semanas e Iván Pirrón sigue sin ganar una sola en los picks. Que sean cinco.

A continuación, los PRONÓSTICOS para la quinta semana de la temporada.

Juego de la semana

Vikings en Seattle (-7): Originalmente, este espacio estaba programado para el duelo de invictos entre Titans y Bills. Pero, mientras más esperaba, más aumentaba la posibilidad de que ese duelo no se llevara a cabo esta semana. Y escribir 200 palabras de un partido que no se va a jugar resultaría en una pérdida de tiempo para ustedes y para mí.

La segunda opción es un encuentro que, en el papel, luce más disparejo que los títulos que escribía cuando debía hacer presentaciones en cartulina en la primaria. La realidad es que la visita de Minnesota a casa de los Seahawks es más engañosa que un infomercial de productos dietéticos.

La defensiva de los Seahawks ha volado debajo del radar por dos grandes motivos, primero porque la actuación de Russell Wilson ha sido capaz de opacar todo lo demás esta temporada. Segundo porque ni siquiera existe. Son últimos en yardas, últimos contra el pase y en pocas y resumidas cuentas un lastre y el principal factor por el que Wilson tiene que echarse al equipo al hombro.

Minnesota tampoco tiene mucho que presumir en sector defensivo, pero no importa, incluso si tuviera una muralla sabemos que Wilson encontraría la manera de vulnerarla. La única opción de los Vikes es convertir esto en un tiroteo.

¿Un tiroteo con Kirk Cousins? No es lo ideal, pero es la única opción. Dalvin Cook no es un factor de importancia al considerar que Seattle es la tercera mejor defensiva contra la carrera, así que todas las aspiraciones de los Vikes penden del cuestionable brazo —y cabeza— de Cousins. ¿Tiene armas? Sin duda. Justin Jefferson se ha mostrado como el mejor receptor novato en una generación plagada de ellos, y eso le ha restado presión a Adam Thielen.

La única duda es si Cousins puede explotarlos con la consistencia suficiente para seguirle el paso Wilson. Muchos lo han intentado y todos han fracasado.

Seahawks 31-27 Vikings

Seguro de la semana

Giants en Dallas (-10): Jason Garrett regresa a Dallas a hacer exactamente lo que acostumbraba hacer en Dallas... el ridículo. Cowboys 38-20 Giants.

Sorpresa de la semana

Colts (-2) en Cleveland: Philip Rivers me inspira la misma confianza que su método anticonceptivo. Browns 26-23 Colts.

Los TurboPicks

Buccaneers (-3.5) en Chicago: El ganador no está en duda, la pregunta real aquí es: ¿Quién correrá alguna versión del “Phily Special”, Foles o Brady? Bucs 24-17 Bears.

Panthers en Atlanta (-2.5): Dar un pronóstico en este tipo de juegos es parte de mis “obligaciones contractuales”, pero no he creído en los Panchos Panteras toda la temporada y no voy a empezar ahorita. Falcons 31-27 Panthers.

Bengals en Baltimore (-13): A esos Bengals les van a pegar en “Zucarita”. Ravens 41-14 Bengals.

Jaguars en Houston (-6.5): La “Minshewmania” fue más breve que el éxito de Chumbawamba. Texans 28-20 Jaguars.

Raiders en Kansas City (-12.5): Los Raiders deberían quitarse el parche del ojo y ponérselo en otro lado para evitar más daño. Chiefs 34-23 Raiders.

Arizona (-7) en N.Y. Jets: Si el 2020 fuera un equipo, serían los Jets. Cardinals 31-20 Jets.

Eagles en Pittsburgh (-7): Dicen que Napoleón utilizaba prendas rojas para que no se notara cuando sangraba durante la batalla... Los Eagles deberían utilizar pantalones cafés. Steelers 28-14 Eagles.

Bills en Tennessee: A los Titans les espera un castigo titánico. Como perder este juego, ya sea en el campo o por descalificación. Bills 2-0 Titans.

Rams (-7) en Washington: Dwayne Haskins debe de estar agradecido de ir a la banca y no tener que conocer al señor Aaron Donald. Rams 27-17 WFT.

Dolphins en San Francisco (-9): La línea deja entrever que Garoppolo vuelve, eso es suficiente para mí. Niners 27-20 Dolphins.

Broncos en N. England: Los Broncos van armados con una resortera a un tiroteo. Patriots 24-17 Broncos.

Chargers en N. Orleans (-7.5): Justin Herbert está encontrando en sus rivales el tutelaje que no tiene en casa. Primero Brady, ahora Brees. Toma nota muchacho, toma nota. Saints 30-23 Chargers.

Se quedan en casa: Lions (1-3) y Packers (4-0).

La Apuesta de DeTocho

Steelers -7

Miami +9

Vikings +7

Carrera de Picks:

Semana 4

Pirrón: 10-5

DeTocho: 10-5

En la temporada:

Pirrón: 39-24

DeTocho: 45-18

Contra el spread:

Pirrón: 27-34-2

DeTocho: 39-38-1