Temas del día Más temas

AQUÍ SOLO FOOTBALL

S.O.S defensivo en la NFL

El promedio de puntos en los juegos del domingo fue de 52.6 y hasta el momento las defensivas aceptan 74.8, según cifras oficiales.

Estados Unidos
Trevon Diggs, Rico Dowdle, Dontari Poe
John Froschauer AP

Ni Dak Prescott ni Russell Wilson tienen una; a Josh Allen la suya le quedó mal ayer e incluso la de Pittsburgh no se vio bien en el triunfo sobre Houston.

Quizá es la falta de pretemporada o la offseason atípica, pero las defensivas brillan por su ausencia en las tres primeras semanas de la campaña regular.

El promedio de puntos en los juegos del domingo fue de 52.6 y hasta el momento las defensivas aceptan 74.8, con 369 yardas, 104.1 pases (69.2% completos) y 248.3 yardas aéreas por partido, según cifras oficiales de la liga.

A falta del juego de esta noche entre Chiefs y Ravens, seis equipos que clasificaron a Playoffs la temporada pasada están entre el 20 y el último lugar en cuanto a puntos permitidos en 2020. Y no todos tienen el ataque suficiente para sobrevivir a un tiroteo domingo a domingo.

Las defensas de Green Bay (28.3 puntos por juego), Seattle (28.7), Philadelphia (29), New Orleans (31.3), Houston (31.7) y Minnesota (34) no la están pasando bien en el arranque de la campaña.

Los Packers, sin embargo, tienen a Aaron Rodgers, y los Seahawks, a Russell Wilson, quien con sus 14 pases de touchdown es líder de la NFL.

Ayer, en el duelo que Seattle le ganó 38-31 a Dallas, Wilson completó 27 de 40, sumó 315 yardas y cinco touchdowns, y ahora es el primer jugador de la historia de la NFL con al menos cuatro pases de anotación en los tres primeros juegos de una temporada.

Del otro lado estaba Dak Prescott, quien no tuvo un mal juego con 37 de 57, 472 yardas y tres envíos a las diagonales, pero la defensa de Dallas es la 30 de la liga al aceptar 32.3 puntos por partido.

“No comenzamos rápido en la primera mitad. Salimos lentos y ellos anotaron demasiados puntos, y era un déficit demasiado grande para regresar”, dijo el safety de los Cowboys, Xavier Woods. “En la segunda mitad jugamos mucho mejor, pero en el último drive pudimos haber hecho algunas jugadas para frenarlo”.

Ese último pase de touchdown de Wilson puso contra la pared a Prescott, quien llevó a Dallas hasta la 22 de Seattle, pero luego fue capturado y en un último pase desesperado fue interceptado en las diagonales.

“Nunca voy a rehuir del momento, tener la pelota en mis manos, tener la oportunidad de ganar el juego”, dijo Prescott. “Quiero hacer esos pases y quiero tener esa oportunidad. Simplemente tenemos que ser mejores, comenzando conmigo, y hacer que más de estos juegos de una sola anotación sean triunfos para nosotros”.

Para ello, Dak y el ataque de los Cowboys tienen que anotar, al menos, cinco touchdowns.

Incluso una defensa como la de Buffalo, que en 2019 fue la segunda mejor de la liga al permitir apenas 16.2 puntos por juego, este año acepta 25.7, incluidos los 32 de los Rams del domingo.

La ofensiva angelina amasó 478 yardas en Buffalo. Solo en dos ocasiones los Bills permitieron más de 400 yardas la temporada pasada y en apenas tres semanas de 2020 ya han aceptado 400 yardas o más en dos partidos consecutivos.

Insisto, es apenas la Semana 3 y quizá tengamos que esperar un par más para que las defensivas se hagan presentes en los juegos.

Y no, dos pick-6 ante Sam Darnold no cuentan como una brillante actuación defensiva.

Sorry, Colts.