AQUÍ SOLO FOOTBALL

Domingo de pesadilla para 49ers y Giants

Nick Bosa, Jimmy Garoppolo y Raheem Mostert son tres titulares que, debido a lesiones, pierden los campeones de la NFC.

NICK BOSA
Sarah Stier AFP

Fue un domingo trágico en la NFL.

Saquon Barkley y Nick Bosa están fuera el resto de la temporada con ligamentos rotos de la rodilla; Christian McCaffrey se perderá de cuatro a seis semanas con una lesión en el tobillo, y los Broncos temen que el wide receiver Courtland Sutton también sufrió una lesión “importante” en la rodilla.

Tres quarterbacks causaron baja: Tyrod Taylor no pudo iniciar por los Chargers ante Kansas City tras sufrir una lesión en el pecho antes del kickoff, lo que significó el prematuro debut del novato Justin Herbert.

Drew Lock, de Denver, se lastimó el hombro y tuvo que ser sustituido por Jeff Driskel en la derrota en Pittsburgh.

Y Jimmy Garoppolo, de los 49ers, sufrió una lesión en el tobillo que lo dejará fuera de cuatro a seis semanas. Por el momento, San Francisco está en manos de Nick Mullens (3-5 como titular).

Bosa será extrañado en el front-7 de los Niners y no hay un jugador que pueda reemplazar su productividad.

En su año de novato, la segunda selección global del Draft totalizó nueve capturas de quarterback en temporada regular (cuatro más en Playoffs) y sus 102 presiones al pasador ocuparon el segundo lugar en la liga, solo detrás de Za’Darius Smith, de Green Bay.

Bosa, que también defiende la carrera, será sustituido por Dee Ford y Kerry Hyder Jr.

¿Será que todas estas lesiones están relacionadas con el tipo de training camp que los equipos se vieron forzados a realizar debido a la pandemia? Los jugadores de San Francisco no lo creen y más bien culparon al césped del MetLife Stadium.

“(Da) mucha ansiedad”, dijo el liniero defensivo de los Niners, Arik Armstead. “Ves caer a los muchachos que amas y lastimarse, y tenemos que volver aquí y jugar de nuevo en la misma superficie, y eso provoca ansiedad, saber que tienes que hacerlo de nuevo”.

En la Semana 3, San Francisco visita a los Giants, que comparten estadio con los Jets.

“Sé que nuestros jugadores hablaron de eso durante todo el partido, de lo pegajoso que estaba el césped... Era algo que preocupaba a nuestros muchachos y los resultados definitivamente lo hicieron mucho más fuerte”, reconoció el coach de los 49ers, Kyle Shanahan.

San Francisco también perdió al corredor Raheem Mostert con una lesión en la rodilla.

Otros tres wide receivers sufrieron lesiones el domingo: Davante Adams, de los Packers, se lastimó el tendón de la corva en la victoria sobre los Lions; Parris Campbell, de los Colts, no pudo terminar el juego ante Minnesota debido a una lesión en la pierna, y Sterling Shepard, de los Giants, sufrió una lesión en un dedo del pie.

Campbell está fuera indefinidamente, mientras Malik Hooker, back defensivo de Indianapolis, se perderá el resto de la temporada después de sufrir un desgarro en el tendón de Aquiles, adelantó ESPN.

Perder a Barkley es un duro golpe para la ofensiva de los Giants, que ya buscan opciones en el mercado. Algunos reportes indican que el equipo del coach Joe Judge agendó una entrevista con Devonta Freeman, cortado por los Atlanta Falcons.

Por el momento, Dion Lewis se queda con el puesto de Barkley, quien también se vio limitado por una lesión en el tobillo la campaña pasada. En 2018 fue líder de la NFL con 2,028 yardas combinadas.

Dicen que hay una maldición del equipo que pierde el Super Bowl.

Pregúntenle a San Francisco.