BUFFALO BILLS

Los Bills siguen a la caza de los Patriots y de la división

A pesar de que las tendencias de ambos equipos van en direcciones contrarias, Buffalo no da nada por sentado.

Estados Unidos
0
Josh Allen
James P. McCoy AP

La última vez que los Buffalo Bills ganaron el Este de la Conferencia Americana, Jim Kelly era el quarterback, Thurman Thomas era el running back y Tom Brady estaba en su primer año como quarterback... en la Universidad de Michigan.

Sí, ha pasado mucho tiempo.

Ahora, Kelly y Thomas están en el Salón de la Fama, Tom Brady se llevó sus talentos a Florida y expertos y analistas de todos los ámbitos apuntan finalmente a un cambio de guardia en la División Este, que ha estado en poder de los Patriots en 17 de las últimas 19 temporadas. Esos no son motivos suficientes para que el gerente general de Buffalo Brandon Beane baje la guardia.

“Ese sigue siendo al equipo que estamos persiguiendo. No jugamos contra ellos hasta la mitad de la temporada, pero estoy seguro que Jets y Dolphins están pensando lo mismo”, dijo Beane en una entrevista con ESPN.com. “Ese es nuestro objetivo, en eso nos enfocamos. Debemos tratar de competir para ganar el Este de la AFC”.

Sólo hay una pequeña diferencia entre las aspiraciones de los Bills y aquellas de Miami y Nueva York, que las de Buffalo son reales. Después de alcanzar los playoffs en dos de las últimas tres temporadas, los Bills adquirieron los refuerzos y la experiencia suficientes para dar el salto justo en el momento en el que los Patriots comenzó su desmantelamiento.

Y ¿eso que significa para Beane? Absolutamente nada.

“Ojalá y nuestra tendencia se mantenga positiva”, declaró. “No hemos ganado la división, y para mí ese es el objetivo que tenemos que alcanzar, porque tenemos que recibir juegos de playoffs aquí en Orchard Park, y la única manera de tener una oportunidad de hacerlo es si ganamos la división.

“No hemos podido superar a los Patriots todavía... nadie lo ha hecho desde que estamos aquí”, añadió.

Tiene razón, evidentemente. Pero no van a tener una mucho mejor oportunidad que en la temporada 2020, en la que adquirieron al wide receiver Stefon Diggs en un cambio con Minnesota para conformar una unidad con John Brown y Cole Beasley que, sin dudas, contribuirá al progreso del quarterback Josh Allen. Sin mencionar el respaldo de la segunda mejor defensiva de la NFL en 2019 y que vuelve prácticamente intacta para la nueva campaña.

Los Patriots, por su lado, perdieron a Brady y buena parte de su esencia en la agencia libre, además de una serie de jugadores de reparto que hacen pensar a muchos que la era de dominio de New England finalmente llegó a su fin.

Beane no es uno de ellos. No todavía.