AQUÍ SOLO FOOTBALL

Cam y Pats, ¿una buena combinación?

Los Patriots tienen prácticamente 15 años corriendo la ofensiva de Josh McDaniels, léase un traje a la medida para Brady.

Cam Newton vs Patriots
Streeter Lecka Getty Images

Cam Newton es el nuevo quarterback de los New England Patriots. El veterano de 31 años firmó por un año y 7.5 millones de dólares para tomar el lugar que dejó Tom Brady, según múltiples reportes.

Aquí tres cosas que pienso al respecto:

1.- Bill Belichick, entonces, no le tiene tanta confianza al joven Jarrett Stidham, mucho menos al veterano Brian Hoyer para poder adueñarse del puesto que dejó vacante Brady.

Belichick prefirió firmar a un jugador con una reciente y preocupante historia de lesiones, incluida una fractura de Lisfranc (pie) que lo dejó fuera prácticamente toda la campaña pasada.

Newton jugó la temporada 2018 con una lesión en el hombro derecho y se perdió las dos últimas semanas del calendario, para luego someterse a cirugía.

Sus lesiones es sólo una de las razones por las cuales los Patriots lo firmaron exclusivamente por un año.

2.- ¿Quién tendrá que adaptarse? Los Patriots tienen prácticamente 15 años corriendo la ofensiva de Josh McDaniels, léase un traje a la medida para Brady.

Pero Cam es un animal diferente, acostumbrado a otro tipo de ofensiva, con RPO (run-pass-option) y jugadas específicamente diseñadas para que corra el balón. De ahí tantos golpes y lesiones.

Los Patriots no tienen un quarterback con estas características corredoras desde finales de los 70, con Steve Grogan.

Si McDaniels y Belichick han decidido instalar otro tipo de ofensiva para sacar lo mejor de Newton, será todo un reto para el equipo, particularmente en los tiempos del COVID-19, en los que nadie sabe cuándo podrán entrenar los equipos juntos.

Por el momento, lo único que McDaniels puede hacer es mandarle el playbook.

Ahora, si los Patriots no piensan hacer muchos cambios a su ofensiva, dudo mucho que Cam pueda dominar un sistema de lecturas y pases rápidos. No lo sabe hacer porque nunca en su carrera lo ha hecho.

Eso no significa que no pueda aprender esta ofensiva, pero un año no es suficiente.

3.- ¿A qué nivel regresará Cam? Parece que fue hace siglos cuando Newton fue nombrado MVP tras la campaña 2015, cuando guio a Panthers a un récord de 15-1, pasó para 3,837 yardas, con 35 touchdowns, 10 intercepciones e hizo su única aparición en el Super Bowl.

Un año después, apenas completó 52.9 por ciento de sus envíos, con 19 touchdowns, 14 intercepciones y terminó con récord de 6-8.

En 2017 ganó 11 juegos y llevó a Carolina de regreso a los Playoffs (Panthers cayó ante New Orleans en el Wild Card).

Otro problema es el talento que tienen los Patriots a la ofensiva. En el backfield, New England cuenta con jugadores interesantes como James White, Rex Burkhead y Sony Michel, pero el cuerpo de receptores es mediocre, por decir lo menos. Además de Julian Edelman, los nuevos receptores de Cam ahora son N’Keal Harry, Mohamed Sanu, Jakobi Meyers y Matthew Slater, principalmente. En los tight ends la cosa no mejora mucho con Matt LaCosse y los novatos Devin Asiasi y Dalton Keene.

Por último, está la personalidad de Cam.

Con Brady, Belichick se acostumbró a trabajar con un quarterback serio, absurdamente profesional y siempre en control de sus emociones.

Newton, quien al principio de su carrera dijo que quería convertirse en un “icono de la NFL”, es un jugador estrafalario (¿fashionista?) que ha tenido sus episodios con la prensa y al que a veces le cuesta trabajo asumirse como el líder de un equipo.

“Bill [Belichick] cree en el football más que en el entretenimiento”, dijo Scott Pioli, ex gerente general de Patriots y Chiefs, en mayo durante una entrevista en radio. “Cam cree que el football y el entretenimiento son socios casi a la par. Y hoy en día lo son, pero Bill tiene el alma de un hombre de football. Simplemente no veo que funcione muy bien. Y si funciona, probablemente tendría que ser por una sola temporada”.

El ‘experimento Cam’ tiene poco a favor y mucho en contra.