Fútbol de Guatemala

Marco Pappa, ex MLS acusado de violencia, es nuevo refuerzo de Municipal

El exjugador de Colorado Rapids fue acusado de violencia contra la mujer y pudo ir a la cárcel en Estados Unidos y ahora comenzará una aventura en Guatemala.

Marco Pappa, ex MLS acusado de violencia, es nuevo refuerzo de Municipal

Marco Pappa comenzará una nueva aventura en su carrera en la Guatemala. El exjugador de Colorado Rapids regresará a las canchas con Municipal de Guatemala después de casi 8 meses sin tener equipo, a que fue despedido del Mixco por el alto sueldo que maneja el guatemalteco. Posteriormente, en enero 2020 fue sentenciado a prisión por agredir a una mujer, misma que quitó los cargos, después que él aceptara la culpa.

Tras llegar a un acuerdo con Municipal, donde jugará un año, el club aseguró que Pappa está listo para un nuevo reto en su carrera; además de asegurar que al ser una persona renovada no tendrán dudas que volverá a mostrar el nivel que lo llevó a formar parte de la Selección de Guatemala y a jugar por muchos años en la Liga más importante de Estados Unidos y Canadá.

“Está listo para este nuevo reto en su carrera como profesional. Enfrentará las adversidades que lo llevarán de nuevo a la cima”, comenzaba el comunicado de la presentación de Marco, a lo que agregaron: “El talento no está en duda y con su renovación personal no habrá duda de su valioso aporte dentro del campo”, explicaba la directiva de Municipal.

Problemas con la ley

En enero 2020 la fiscalía condenó a Pappa a 5 años de prisión por agresión a la mujer, esto después de un año de investigación. La denuncia la levantó la novia, quien fue la que sufrió la agresión física el 21 de enero de 2019 en Quetzaltenango, a unos 200 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala.

Al poco tiempo de la denuncia la novia decidió quitar los cargos, peor la fiscalía decidió seguir con el caso y para el 7 de enero 2020 se determinó que era culpable y con esto la sentencia de 5 años de prisión.

Esta no era la primera vez que el exjugador de Seattle Sounders era culpado por agredir a una mujer, ya que en 2018 fue detenido en Ciudad Guatemala y procesado por violencia doméstica contra la que en aquel momento era su novia, en aquella ocasión pago una fianza de 10 mil quetzales (1,362) dólares y pudo cumplir con arresto domiciliario.