MLB

Alex Cora quiere volver a Grandes Ligas en 2021

Uno de los autores intelectuales del escándalo de robo de señales en Houston y Boston no descarta volver a una caseta de MLB.

Alex Cora
David J. Phillip AP Photo

Alex Cora es la imagen que todo el mundo necesita en estos momentos de pandemia e incertidumbre. Alex Cora es la imagen de la esperanza.

A pesar de que el boricua fue desterrado por un año de Grandes Ligas y proyectado como un paria por su papel en el escándalo del robo de señales que ayudó a los Houston Astros a obtener el título de la Serie Mundial de 2017 y replicar los resultados al año siguiente con Boston, Cora no pierde la esperanza de volver a dirigir en el máximo nivel del baseball profesional.

Lo de Cora es lógico, la situación de incertidumbre que ha generado la pandemia en el resto del planeta en general, y en el baseball de Grandes Ligas en particular, no lo es. Y es algo que el exdirigente de los Red Sox tiene muy en cuenta al momento de hacer planes a futuro.

“Si fuera una época normal y hubiera juegos diría que sí”, declaró al Boston Globe el viernes al preguntarle si le gustaría volver. “Me encantaría volver en algún cargo para 2021. Me encanta manejar al nivel de Grandes Ligas. Pero en estos momentos, aún estoy ideando un plan”.

Cómo lo ha dejado en claro las dos investigaciones del comisionado Rob Manfred contra Astros y Red Sox, Cora es bastante bueno al momento de idear planes. Pero seguramente el boricua no se refiere a ese tipo de planes, pues actualmente su prioridad está más enfocada en el futuro de su familia que en restaurar su imagen en Grandes Ligas y poder abrirse nuevamente las puertas.

“La educación de mi hija es muy importante para mí. Hemos hablado de que asista a la universidad en Estados Unidos, pero no sabemos que es lo que va a pasar”, dijo refiriéndose a la pandemia, las clases en línea y todos esos aspectos que el mundo ha atravesado en los últimos tres meses.

Una vez que se resuelva la disyuntiva familiar, así como el estancamiento en las negociaciones entre MLB y el sindicato de peloteros que han frenado por completo la reanudación, o siquiera los planes de reanudación, de la siguiente temporada, Cora tiene más trabajo por hacer.

Si quiere volver a Grandes Ligas, lo primero que debe hacer es una obra de arte de relaciones públicas que le ayude a desechar su imagen de tramposo y autor intelectual no sólo de uno, sino de dos escándalos de robo de señales. Después de eso, vendrá la tarea de convencer a un equipo de que puede ganar sin la ayuda de dispositivos electrónicos.

Hace un par de semanas Cora declaró a ESPN que no fue el único responsable del escándalo que ha ensuciado por siempre la reputación de los Astros y que, de hecho, fue una labor de todo el equipo. Poner el dedo sobre toda la organización no es una buena idea cuando se busca trabajo, así que se puede ir descartando a Houston como un posible candidato por los servicios de Cora.

Pero, si Houston no es una opción, Boston sí. O al menos eso le gustaría a Cora.

“Me encanta la ciudad, adoro a la organización, me dieron una oportunidad”, dijo. “Tenemos una gran relación, pero eso no significa nada. Debo respetar eso”.