NFL

Terrell Owens dijo ser víctima de “racismo sistémico” con los 49ers

El receptor abierto, integrante del Salón de la Fama, jugó de 1996 a 2003 en San Francisco pero señaló que bajo la dirigencia de Steve Mariucci experimentó el racismo.

Terrell Owens
PAUL SAKUMA Associated Press

El receptor abierto integrante del Salón de la Fama, Terrell Owens, señaló que fue objeto de "racismo sistémico" durante su estancia con San Francisco 49ers, la cual comprende de 1996 hasta la campaña de 2003; sin embargo, el exjugador especificó que aquello ocurrió durante los seis años del mandato del entrenador en jefe Steve Mariucci (1997-2002), quien ahora es penalista en NFL Network.

De acuerdo con las palabras de Owens para TMZ Sports, al exjugador le afectó su franqueza. Pudo seguir su trayectoria en el football profesional pero fue excluido.

“Pude haber continuado con mi carrera pero como era franco, por ser quien era, no me concedieron esa oportunidad. Porque era sincero”, reiteró Owens. “Por quien era y porque algunos de los entrenadores dijeron cosas a detrás de puertas cerradas y llegué a oídos de los dueños, así fue como no pude continuar con mi carrera”.

“Para mí, eso fue racismo sistémico. Lo experimenté cuando estaba en San Francisco bajo las órdenes del coach Mariucci. Lo viví. Créanme, pasé por ello”, detalló el exreceptor.

“Hay mucha información que me perfila de cierta manera en la que ahora la gente cree que soy mala persona. Que esa es mi personalidad, que soy egoísta y todas esas cosas. Pero, al final del día, sabía quién era y simplemente seguí adelante”, relató Owens.

Trayectoria

Terrell Owens pasó sus primeros ocho años de su carrera en San Francisco, luego de que los 49ers lo seleccionaron en el Draft de 1996 (89). Fue compañero de Jerry Rice cuatro años y lo suplió cuando éste último partió hacia Oakland. Durante cuatro años consecutivos, Rice fue el receptor de confianza de Jeff García.

Después pasó a Philadelphia Eagles, con quienes jugó el Super Bowl XXXIX en el que recibió nueve pases para 122 yardas. De Philadelphia partió a Dallas para jugar con los Cowboys tres años, todos ellos con más de 1,000 yardas y 10 touchdowns.

Su penúltimo año jugó para Buffalo Bills y en 2010 se unió a Cincinnati Bengals, donde a los 37 años capturó 72 pases para 983 yardas y nueve anotaciones.