Temas del día Más temas

NFL

Philip Rivers se dice agraviado por críticas de su último año

Rivers pasó para 20 intercepciones en 2019, la segunda peor cantidad en su carrera de 14 años como titular, y terminó con un total de 23 entregas de balón.

Estados Unidos
Philip Rivers
Ezra Shaw Getty Images

Philip Rivers terminó la temporada anterior como el cuarto mariscal de campo con más yardas en la NFL. Sin embargo, así como cada uno de los pasadores en los cinco primeros puestos de dicho departamento, Rivers no logró llevar a su equipo, Los Angeles Chargers, a la postemporada. Y, además de ello, terminó en el sótano de su división y con la tercera peor marca de intercepciones en la liga (20).

Bajo ese contexto, las críticas al quarterback veterano no pararon y, al enterarse de ellas, Rivers se reconoció agraviado.

“En ocasiones lo que pudo haberme agraviado un poco era [las críticas que sostenían] que no podía jugar más. Al escucharlo, me molestaba porque quería irme, ‘Tirar, darle la vuelta a la cinta y ver las cosas buenas’. Hubo malas jugadas. Ciertamente algunas cosas que quise volver a intentar y otros que fueron errores muy costosos. Asumo todos ellos”, se sinceró el nuevo mariscal de campo de los Colts con Mike Wells, de ESPN.

“Hubo muchos buenos e hice tiros el año pasado que fueron probablemente tan buenos como otros que he realizado a lo largo de mi carrera. Lo sabía. Así que no sentí que tenía que vender eso a nadie. Pero al mismo tiempo, me sentí un poco agraviado. Considero que está bien estar al tanto. Soy uno de esos chicos a los que les gusta tener conocimiento de ello”, añadió Rivers en la entrevista del pasado miércoles.

Antes de terminar la campaña 2019, en Los Angeles se optó por poner a prueba a Rivers. Al final, el resultado (5-11) los marginó en el sótano de la AFC Oeste. Antes de entrar a la agencia libre, después de 16 años de relación laboral, los Chargers decidieron seguir adelante de la mano de otro mariscal de campo, contemplando el amplio talento en la posición del Draft 2020 y su privilegiada posición: la sexta global, con la que reclutaron a Justin Herbert (Oregon).

Mejores posibilidades en el Lucas Oil Stadium

Regresando el encuadre sobre Rivers, el veterano dispondrá de la mejor línea ofensiva para la que haya jugado en su carrera, según apuntan numerosos expertos, lo cual podría traducirse a un mejor desempeño para su decimoséptimo año como profesional.

Para no llegar desfasado a la campaña 2020, Rivers ya comenzó a involucrarse con el equipo que si bien es cierto ya estaba familiarizado por su experiencia trabajando con Frank Reich y Nick Sirianni. Los reportes indican que el pasador se reunió para practicar con el ala cerrada Jack Doyle, el receptor Parris Campbell y el centro Ryan Kelly.

Indianapolis se ausentó en los playoffs el pasado calendario. Su última aparición fue en 2018, el año final de Andrew Luck detrás del centro. Sin embargo, el liderato divisional no lo consiguen desde 2014. Se espera que la llegada de Rivers les dé mejores resultados luego de terminar con marca negativa en 2019 (7-9), aunque no por falta de talento pero por la alta cantidad de jugadores lesionados.