New York Jets

Joe Flacco no estará listo para la primera semana

El veterano pasador aún se recupera de una operación en el cuello en abril pasado.

Joe Flacco con los Broncos
Andy Lyons Getty Images

Nadie esperaba que Joe Flacco pisara el campo después de firmar un contrato por un año y 1.5 millones de dólares con los New York Jets hace unos días.

El veterano de 35 años confirmó todas las sospechas, al menos para las primeras semanas de la campaña al anunciar que aún no se recupera por completo de la cirugía en el cuello a la que se sometió en abril para corregir una molestia que acabó con su etapa como pasador titular en la NFL.

“No puedo decir exactamente cuándo estaré listo, pero no será para el primer día”, dijo Flacco en una entrevista con SiriusXM, en la que aclaró que los Jets sabían de su estado físico antes de pactar el acuerdo. “Obviamente, iré a las consultas y en agosto tengo otra revisión, ya veremos cómo sale”.

Con Sam Darnold anotado como titular, no solo para esta campaña sino dentro del futuro predecible de los Jets, el equipo no tiene ninguna prisa en tener a Flacco en casco y hombreras. Aunque, considerando la historia reciente, más vale que la recuperación de Flacco no se demore mucho más.

La temporada pasada Darnold se perdió un par de juegos al inicio de la campaña después de contraer mononucleosis, y los Jets perdieron en la semana dos al suplente Trevor Siemian por el resto de la campaña, desnudando la falta de profundidad en la posición. Flacco podría ayudar en ese aspecto, pero no es el motivo principal por el que está en Nueva York.

“Primero y antes que nada, quiero ayudar al equipo de cualquier manera posible y también ser un tipo en el que Sam pueda depender, del que pueda aprender”, dijo Flacco, quien ya tiene un anillo de Super Bowl en sus vitrinas. “Diría que esas son las dos cosas más importantes, ayudar a los muchachos en el equipo y ayudar a Sam a que hagan todo lo que puedan”.

Flacco, quien perdió la titularidad en Denver después de la semana 8, asegura que la llama del deseo de jugar aún arde con fuerza, incluso después del delicado estado de salud que significa una hernia discal en el cuello y una larga recuperación. ¿Qué tanto tiempo de juega obtenga en los Jets? Esta por verse, pero si logra el cometido de ayudar en el desarrollo de Darnold, el equipo estará más que satisfecho.

Desde que los Jets tomaron a Darnold en la tercera selección global del Draft de 2018, el egresado de USC ha cargado con todas las presiones de ser el quarterback franquicia de una organización que, francamente, nunca ha tenido a un pasador de élite. Con ese fin, New York invirtió fuertemente este año en proporcionarle una línea ofensiva reforzada que lo mantenga de pie y en una sola pieza y le ayude a Le’Veon Bell a restarle presión a su quarterback.

Lo que los Jets no hicieron, es darle más armas en el juego aéreo a Darnold más allá de seleccionar en la segunda ronda a Denzel Mims en el pasado draft. Con pocos juguetes a su disposición en una ofensiva por pase que fue la 29na en yardas de la NFL la campaña anterior, es difícil anticipar que el progreso de Darnold se refleje en números, con o sin el aporte de Flacco.