NFL

Peyton Manning vs. Tom Brady (sí, otra vez), frente a frente

En el marco de uno más de sus duelos personales en AS quisimos aprovechar la ocasión para comparar a dos de los mejores quarterbacks de todos los tiempos.

Estados Unidos
0
Peyton Manning y Tom Brady

Peyton Manning y Tom Brady se enfrentaron en 17 ocasiones, incluidos cinco juegos de postemporada, un récord para un par de quarterbacks en la historia de la NFL.

Brady ganó 11 de esos duelos, pero Manning se fue 3-2 en Playoffs.

Brady pasó para 4,323 yardas, con 33 touchdowns y 16 intercepciones, mientras Manning terminó con 4,985 yardas aéreas, 35 envíos a las diagonales y 22 intercepciones.

Manning y Brady se vieron las caras nuevamente este domingo, ahora en un campo de golf, haciendo pareja con Tiger Woods y Phil Mickelson, respectivamente, en el “Capital One’s The Match: Champions for Charity” y harán una donación de 10 millones de dólares para combatir al COVID-19.

Así que en AS quisimos aprovechar la ocasión para hacer un “Tale Of The Tape” con dos de los mejores quarterbacks de todos los tiempos.

¿Qué compararemos? El brazo, la inteligencia, las piernas, el liderazgo y su comportamiento bajo presión.

¿Quién es mejor en cada categoría? Vamos a ello:

BRAZO

Aquí no solo cuenta la potencia, sino la precisión en cualquier zona del campo: desde un pase pantalla hasta un bombazo de 50 yardas o más.

Brady (63.8% de efectividad en 20 años con los Patriots) es un quarterback muy preciso, sin embargo, Manning (65.3% en 17 campañas) era un cirujano en el terreno de juego; sus envíos, que combinaban toque y potencia, normalmente ponían en ventaja a sus receptores.

De sus 20 años en New England, Brady operó durante 11 campañas la ofensiva de pases cortos de Josh McDaniels, que pocas veces sorprendía con un pase de más de 25 yardas.

Ventaja: Manning

INTELIGENCIA

Los mejores quarterbacks de la NFL no solo deben conocer a la perfección su ofensiva, sino a la defensa del rival y sus tendencias. Para ello tienen que pasar decenas de horas revisando videos para descubrir los puntos débiles del oponente y en qué situaciones alguno de sus receptores podría hacer una jugada grande.

Brady estudia como pocos, y antes de cada centro sabe perfectamente a dónde irá con el balón, y cuáles serán opciones B, C y D. Además, en la ofensiva de McDaniels se deshacía muy rápido del balón, lo cual complicaba todavía más a las defensivas en su intento por frenar ese ataque de timing y pases cortos.

Pero lo de Manning se cuece aparte.

Peyton fue el maestro del “audible” o la capacidad de “leer” una defensa en segundos o cambiar la jugada antes del centro. Lo hacía todo el partido, todos los domingos de todas las temporadas.

Cuando Manning estaba en el terreno de juego, era dos personas en una: el quarterback y el coordinador ofensivo. La velocidad con la que procesaba la información que en ese momento le daba la defensiva no tiene comparación.

El “Football IQ” de Manning es único en la mitología de la NFL.

Ventaja: Manning

PIERNAS

Ninguno de los dos será recordado por las jugadas que hicieron con las piernas. Ver correr a Brady o Manning nunca fue gracioso.

A Lamar Jackson le toma 16 juegos correr para 1,000 yardas y a “TB12” le tomó 20 años.

Manning terminó su carrera con 667 yardas terrestres, pero algunas de esas carreras son memorables y todas fueron después de un “bootleg”, como aquella de 27 yardas que le hizo a los Raiders en 2010.

Brady tiene 22 touchdowns por tierra, la mayoría en “sneaks”; Manning, 18.

Ventaja: Brady

LIDERAZGO

Todos los grandes quarterbacks de la historia también fueron grandes líderes. Manning y Brady no son la excepción.

Aún cuando las cosas salían bien en el campo, Peyton volvía a la banca a estudiar las fotografías y a hablar con sus receptores o la línea ofensiva para hacer algún ajuste.

Sin embargo, pocas veces se le vio exaltado o en una acalorada discusión con alguno de sus compañeros o coordinadores.

“TB12” es todo lo contrario. Desde que sale al campo de juego a calentar y lanza su tradicional grito de “¡Let’s gooooo!”, Brady es una caldera de emociones.

Cuando está frustrado no lo oculta y si tiene algo que reclamarle al mejor tackle o receptor del equipo, lo hace sin contemplaciones.

Lo mismo con alguno de sus coaches.

Brady demanda el máximo esfuerzo y sus compañeros de equipo creen en él porque saben que Tom siempre da el 120% en cada jugada.

Ventaja: Brady

BAJO PRESIÓN

Otro aspecto del juego en el que Manning y Brady son de lo mejor en la historia.

Los quarterbacks legendarios siempre mostraron esa habilidad de mantener la calma en los momentos de mayor presión. Joe Montana (no por nada mejor conocido como “Joe Cool”) es el epítome de los quarterbacks que, a mayor presión, mejor desempeño.

Manning orquestó 43 regresos en el cuarto periodo y comandó 54 ofensivas ganadoras en su carrera.

Brady suma 36 regresos en el cuarto periodo o tiempo extra y 45 drives para el triunfo.

¿En postemporada? Manning tuvo dos regresos en el cuarto periodo y dos series ofensivas ganadoras, una con los Colts en 2006 y una más con los Broncos en 2015.

Brady suma 9 regresos y 13 drives ganadores, incluidos seis en el Super Bowl, ante Rams (dos veces), Panthers, Eagles, Seahawks y Falcons.

Ventaja: Brady