NFL

DeAndre Hopkins: Canje a los Cardinals "no fue gran sorpresa"

El receptor habló por primera vez desde que los Texans lo enviaron a Arizona y dijo haber escuchado rumores de que sería traspasado al inicio de la campaña de 2019.

DeAndre Hopkins
Eric Christian Smith Associated Press

Antes de que el nuevo calendario de la NFL iniciara con la apertura de la agencia libre, el primer fichaje que sorprendió fue el de DeAndre Hopkins, Durante cuatro semanas, el receptor abierto se mantuvo en silencio pero esta tarde conversó con la prensa de forma virtual y afirmó que "no fue una gran sorpresa" su salida del equipo de Bill O'Brien, estaba preparado para ello desde su último calendario en el NRG Stadium.

"Llegué a escuchar rumores a principios de 2019 de algunas personas con las que sentía que tenía su confianza, que realmente sabían. Así que no fue una gran sorpresa para después de la temporada, estaba preparado para ello", confesó Hopkins, quien terminó nuevamente como el par de manos más seguras en el ataque de Deshaun Watson en 2019 y consiguió su tercera invitación consecutiva al Pro Bowl y al primer equipo All Pro.

Asimismo, el egresado de Clemson habló del momento en el que le llegó la noticia de su salida de los Texans, el único equipo para el que ha jugado en la NFL.

"Una vez que me enteré, estaba entrenando con Julio Jones en Los Angeles. Hablé con algunas personas, personas de confianza, y en cierto modo me dijeron que Arizona era probalmente uno de los equipos probables en el radar", contó Hopkins.

El jugador de siete años con experiencia profesional en los emparrillados fue el mejor hombre en el cuerpo de receptores de su exequipo. Fue el único con más de 50 recepciones (104) y 700 yardas (1,165), y al igual que el ala cerrada Darren Fells terminó con siete pases atrapados para seis puntos. Ese fue el quinto año en la carrera de Hopkins con más de mil yardas recibidas y el tercero al hilo.

Emocionado de llegar a Arizona

La siguiente temporada Hopkins se sumará al receptor veterano Larry Fitzgerald, quien anunció que ésta será su última en el Desierto, y al mariscal de campo de segundo año Kyler Murray, que algunos expertos esperan notables mejorías en su juego y otros aún se mantienen escépticos sobre su futuro.

"Realmente estaba muy emocionado por ello porque Arizona ha estado en construcción. Tienen un mariscal de campo joven, un equipo joven y también veteranos", sostuvo Hopkins.

Desde meses atrás, se hablaba de que los Cardinals podrían añadir más talento entre sus velocistas durante el reclutamiento colegial.  Para asegurarse de elegir alguien de su confianza, Murray ha intentado persuadir al gerente general del equipo, Steve Keim, para que éste traiga al equipo al receptor de Alabama, CeeDee Lamb. Pero eso no significa que así ocurra, afirmó el ejecutivo.

"Kyler ha cabildeado por CeeDee Lamb, igual lo ha hecho con cuatro o cinco linieros ofensivos, un corredor y un ala cerrada. No me ha dicho nada sobre un jugador defensivo, así que no es alguien en quien vaya a recurrir el día del Draft", detalló Keim, según Arizona Republic.

Los Cardinals tienen a su disposición el octavo puesto global en el sorteo del próximo 23 de abril. Varios expertos sostienen Arizona podría escuchar las peticiones de Murray parcialmente, pues sitúan al tacle de Alabama, Jedrick Wills, para reforzar la línea ofensiva.