KANSAS CITY CHIEFS

Chiefs vuelve casi intacto a la defensa de su título

Kansas City tiene bajo contrato a 20 de los 22 titulares que ganaron el Super Bowl en febrero pasado.

Kansas City Chiefs Super Bowl LIV
Shannon Stapleton REUTERS

Lo último que necesita el mundo del deporte en este momento son malas noticias, pero los Chiefs tienen una más para el resto de la NFL. El camino al Super Bowl pasa por Kansas City.

La mañana del jueves, los actuales campeones anunciaron la firma del cornerback Bashaud Breeland por una temporada y alrededor de 4.5 millones de dólares. El movimiento no solo es importante porque Breeland tuvo una crucial intercepción en el Super Bowl, sino también por el hecho de que, con su renovación, los Chiefs tendrán de regreso a 20 de los 22 titulares que obtuvieron el segundo título en la historia de la franquicia.

Eso es una muy mala señal para el resto de la NFL, particularmente dentro del Oeste de la AFC en donde Chargers, Raiders y Broncos intentarán mantenerse al paso de Pat Mahomes y compañía equipados con Drew Lock, Derek Carr y, gulp, Tyrod Taylor. El resto de la Liga no esta mucho mejor armado para hacerle frente a un equipo que ya demostró que tiene —y conserva— todas las piezas necesarias para aspirar al campeonato.

Con la renovación de Breeland, y el contrato que firmó Sammy Watkins la semana anterior, los Chiefs mantienen intacta la base del equipo que venció a San Francisco en el Super Bowl. Kansas City perdió en la agencia libre únicamente al guardia Stefen Wisniewski, quien firmó con Pittsburgh, y al linebacker Reggie Ragland, quien emigró a Detroit. Son dos bajas importantes, pero de ninguna manera irremplazables, considerando que entre ambos se combinaron para apenas nueve inicios la temporada anterior.

En Kansas City lo importante no es quién se fue, sino quiénes regresan. Y la respuesta a esa pregunta es: Prácticamente todos. Eso les otorga a las huestes de Andy Reid una doble ventaja de la que no muchos equipos en la NFL, en especial en la era de la agencia libre, pueden presumir.

Por un lado, los Chiefs tienen un grupo que ya demostró cuenta con el talento suficiente para obtener un campeonato en una de las ligas más competitivas del mundo. Por el otro, uno más circunstancial, muchos de los programas de pretemporada sufrirán retrasos y cancelaciones debido a la pandemia del coronavirus, por lo que los equipos con muchas piezas nuevas partirán con una clara desventaja. No así los Chiefs.

Con el regreso de prácticamente todo el plantel campeón, solo hay un par de problemas para los Chiefs. El primero de ellos es aguantar la presión, algo que ya demostraron que son capaces de hacer. El segundo es lograr que el coach Andy Reid mantenga a sus jugadores enfocados y con el hambre de formar una dinastía.