NFL

Los días negros de Cam Newton apenas inician

El ex MVP de la NFL se encuentra desempleado y sin la posibilidad real de que su estatus laboral cambie próximamente.

Cam Newton
JACOB KUPFERMAN AFP

Cam Newton solía ser Superman y no solo por sus celebraciones después de cada touchdown, abriéndose la camisa como un Clark Kent cualquiera.

Cam Newton solía ser Patrick Mahomes antes de Patrick Mahomes, y aunque nunca con las mismas armas del actual pasador de los Chiefs, poseía el mismo cañón de largo alcance y una mecánica envidiable.

Cam Newton solía ser Lamar Jackson antes de Lamar Jackson, un furtivo ladrón, un maestro del escape, sólo que más difícil de derribar.

Sí, Cam Newton era Superman, Mahomes y Jackson. Sólo que más fuerte y más rápido. Era.

Ahora, sólo es un número más dentro de las estadísticas de desempleo, un estatus que no cambiará próximamente debido a sus múltiples afecciones de salud, un mercado prácticamente inexistente por sus servicios y una pandemia que le impide demostrar que está, finalmente, saludable.

Con apenas 30 años de edad, el campeón colegial, ganador del Heisman, primera selección global, MVP y quarterback franquicia, ahora es un desempleado. No es una situación a la que alguien se acostumbre, mucho menos un tipo como Newton que desde que aprendió a sujetarse el barbiquejo lo único que ha sabido hacer es ganar.

Tal vez es por eso que el jueves publicó videos en redes sociales donde en donde se le puede ver ejercitándose y acompañado de frases de motivación personal como “Libre y hambriento” y “Se rindieron conmigo”.

No pasará mucho tiempo antes de que Newton se dé cuenta de que los Panthers no serán los únicos.

El mercado de quarterbacks -titulares- está prácticamente cerrado, y las mejores aspiraciones para Newton, Jacoby Brissett o Jameis Winston (todos de color), es intentar conseguir un contrato para calentar la banca y esperar una catástrofe del pasador titular. Los pocos equipos disponibles para competir por la titularidad, Miami, Chargers o Jaguars, difícilmente harían una apuesta de alto riesgo como la que representa Newton.

Incluso si alguno de ellos estuviera dispuesto a mover sus fichas en dirección de Cam, ahora está el problema de cerciorarse de que esté 100% saludable, una preocupación mayor considerando los problemas de Newton con el hombro y el pie, kriptonita pura para sus dos principales súper poderes.

Cualquier equipo que esté dispuesto a darle una oportunidad, tendrá que estar 100% de saber qué es lo que recibirá a cambio. Y para ello, no podrá más que esperar a que se disipe el estado de alarma a nivel mundial a causa del COVID-19 para poder reunirse con Newton y evaluar exhaustivamente su estado de salud. En el inter, muchas cosas pueden pasar.

Newton puede seguir motivándose todo lo que quiera en redes sociales, puede enviar todos los mensajes correctos que quiera a sus simpatizantes y detractores por igual. Nada de eso cambiará la situación actual.