CORONAVIRUS

Impacto de hasta 5 mmdd en el deporte de EEUU

La MLB representa casi 40% de esas pérdidas y la NBA podría perder 1,200 millones de dólares, según cálculos de la revista Forbes.

SPRING TRAINING SUSPENDIDO
Sue Ogrocki AP

La pandemia de coronavirus ha puesto en pausa a prácticamente todo el deporte en el mundo.

En Estados Unidos, todas las ligas profesionales tuvieron que parar: NBA, MLB, MLS y NHL. Varios equipos de la NFL cerraron sus oficinas, al igual que la propia liga hizo en sus instalaciones en New York, y el Draft se llevará a cabo sin público.

Los torneos colegiales de basquetbol, cuyas finales son mejor conocidas como “March Madness”, fueron cancelados.

Pero, ¿cuál ha sido el impacto económico para el deporte estadounidense?

Según los cálculos de la revista Forbes, para las principales ligas deportivas el costo de quedarse sin actividad durante dos meses será de al menos 5 mil millones de dólares.

El estimado incluye venta de boletos, concesiones, patrocinios y derechos de televisión.

El beisbol de las Grandes Ligas representa casi 40% del total (2 mil millones de dólares), mientras que la NBA enfrenta una pérdida de aproximadamente 1,200 mmdd en ingresos y la NCAA de mil millones de dólares.

La NHL, Nascar y MLS podrían perder un total combinado de 900 millones de dólares.

El cálculo de Forbes considera que tanto la NBA como la NHL se reanudarán en junio. Pero si la pandemia por el COVID-19 se extiende y las temporadas de basquetbol y hockey profesional deben cancelarse -y el beisbol se ve forzado a perder media campaña- entonces los ingresos perdidos podrían llegar a 10 mil millones de dólares.

“La situación es especialmente dura para la NBA. Los acuerdos con los medios locales y nacionales representaron más de la mitad de los ingresos de la liga, de 8 mil 800 millones de dólares, la temporada pasada”, escribe Kurt Badenhausen.

Según la cantidad de juegos perdidos, los equipos o ligas negociarán con sus socios de los medios de comunicación para armar un “paquete de compensación”.

Por el momento no se han establecido políticas de reembolso para todos los fanáticos que se quedaron con boletos.

Tampoco para los patrocinadores, porque hasta el momento las ligas se han suspendido, no cancelado.

Pero, mientras la pandemia no sea controlada, se esperan más cancelaciones y muchos millones de dólares más en pérdidas para el deporte profesional estadounidense.