MLB

Robo de señas: Bauer se reunió con Manfred para discutir el tema

El serpentinero diestro de Cincinnati Reds ha sido uno de los más duros críticos del comisionado por su resolución al escándalo de los Astros.

Trevor Bauer

Tras las resolución de Rob Manfred sobre el robo de señas de Houston Astros, el serpentinero Trevor Bauer ha sido uno de los más duros críticos con el equipo, así como con el comisionado, y cuando Manfred ofreció reuniones cara a cara con peloteros en el marco del Spring Training, el lanzador de Cincinnati Reds se apuntó de inmediato.

"Fue una buena conversación. Ambos fuimos honestos el uno con el otro, entendimos los puntos del otro y nos escuchamos el uno al otro", dijo Bauer sobre la charla que sostuvo con Manfred el miércoles, en Arizona. "Fue una conversación productiva. Espero que algo bueno surja de ello, más que hablarlo, pero eso está por verse", sumó Bauer a Bobby Nigthengale, de Cincinnati Enquirer.

Después de emitir Manfred el nuevo formato de Playoffs, en medio del escándalo por el robo de señas y cuando éste último subió de tono con reportajes periodísticos que sugerían más información previamente oculta del caso, el diestro de la novena de Ohio arremetió contra el comisionado, llamándolo "una broma".

"Hablamos de muchas cosas. El estado del juego, los Astros, tecnología en general, la postemporada. Fue una plática muy amplia", agregó Bauer a Nightengale.

MLB, por restringir uso de tecnología

Para antes del Opening Day, el 26 de marzo, se espera que una nueva política determine el uso de tecnología durante los encuentros. Para entrar en vigor, la Asociación de Jugadores de la Gran Carpa (MLBPA) deberá primero aprobar la iniciativa.

Entre los nuevos cambios que se proponen en ella, se contempla la prohibición del uso de material videográfico mientras los partidos estén vigentes. La propuesta también busca que la transmisión de video sea empleada solamente para repeticiones en monitores de revisión y restringir el acceso al clubhouse nada más para personal con uniforme.

A dichas medidas, el cañonero J.D. Martínez, de Boston Red Sox, se opuso con firmeza, pues aquellas normas atentarían contra bateadores designados, que como él pasan gran parte del juego analizando la mecánica de swing. "No le estás haciendo justicia al juego al retrasarlo 30 años. Es una broma. Se ha vuelto ridículo", recientemente comentó a Tom Verducci el cuarto en el orden del line-up de Ron Roenicke.