Super Bowl LV 2021

Super Bowl LV

SUPER BOWL LIV

Nick Bosa, pieza clave en la defensa de San Francisco 49ers

Bosa regresa a su estado natal para jugar el partido por el campeonato a un año de su llegada a los Niners, donde demostró ser pieza clave de la defensa.

Nick Bosa ante Packers en NFC Championship Game
Thearon W. Henderson AFP

Nacido en una familia con el talento necesario para jugar en la posición de ala defensiva a nivel profesional, Nick Bosa llegó a la National Football League apenas hace apenas nueve meses, cuando San Francisco lo tomó en la segunda posición global del Draft, desde Ohio State, como una promesa para reforzar el lado defensivo de la cancha. La buena noticia para John Lynch, general manager de la organización de oro y rojo, es que no tendrá que esperar un par de temporadas para ratificar si su selección en el sorteo fue la indicada. Lo de Nick Bosa es una realidad. Fue una pieza clave en la segunda mejor defensiva del calendario en yardas permitidas (281.8).

A 30 millas de casa, el oriundo de Fort Lauderdale jugará su primer Super Bowl a menos de un año de estrenarse como profesional cuando se enfrente el próximo domingo a Kansas City Chiefs, comandados en el terreno de juego por su principal objetivo a perseguir en el Hard Rock Stadium, Patrick Mahomes, quien elogió las capacidades de Bosa y lo definió, en una sola palabra, como un "monstruo".

"Juego contra su hermano [Joey] dos veces al año y también es un monstruo. Hacen muchas cosas similares como la manera en la que pueden llegar al quarterback. Una gran cosa que no se le valora mucho es la forma en la que puede parar el ataque terrestre", dijo Mahomes sobre el novato de la defensiva de Robert Saleh.

"Es de esos alas cerras completos que puede llegar al mariscal de campo y detener la carrera y estar dentro en cada una de las jugadas", resumió el MVP de 2018.

Pero a pesar de ser un novato, como señala Mahomes, Nick Bosa no juega como tal. Por sus movimientos y decisiones en el terreno de juego, parece que se tratara de un defensivo experimentado con un alto rendimiento. Este año, en la plantilla de los Niners, fue el segundo hombre más efectivo en la línea frontal en cuanto a capturas de mariscales de campo, con nueve, tan solo una detrás de Arik Armstead (10).

Sus 193 centímetros de estatura y 120 kilogramos lo convierten en una amenaza para la línea ofensiva. Seguro Kyle Allen lo puede confirmar. En la Semana 8, en contra de Carolina Panthers, Bosa terminó con tres capturas a al quarterback egresado de Houston, cuatro tacleadas en solitario y una intercepción que devolvió 46 yardas.

Postemporada

Durante los Playoffs, el joven de 22 años ha lucido en ambos partidos para avanzar al Super Bowl. En contra de Minnesota fue uno de los encargados de hacerle la tarde una pesadilla a Kirk Cousins. Salió a la cacería del hombre de los 84 millones de dólares y lo capturó dos veces, aunque le pegó en tres ocasiones.

En el encuentro por el campeonato de la NFC, Bosa no se dejó intimidar. Terminó con cuatro tacleadas combinadas, sin fallar para detener a Aaron Jones, y una captura en dos jugadas que Saleh lo mandó a presionar a Aaron Rodgers, a quien retrasó 13 yardas y terminó con la serie ofensiva de los Packers para situarlos en cuarto down y 20 por avanzar.

¿Primer galardón?

Para el próximo sábado, cuando se lleve a cabo la ceremonia de Honores de la NFL, Nick Bosa será uno de los favoritos a ser nombrado el Novato defensivo del año, luego de un año con 47 tacleadas, 16 para perder yardas, así como un balón suelto forzado y 25 golpes a mariscales de campo.