Packers
20
FIN
37
49ers

NFC Championship Game

Raheem Mostert y la defensiva llevan a 49ers al Super Bowl

Los 49ers se medirán a Kansas City en un Super Bowl inédito y en busca del sexto campeonato de su historia.

Raheem Mostert conta Packers
Thearon W. Henderson AFP

Jimmy G y los 49ers van a Miami, cargados sobre los hombros de Raheem Mostert.

Mostert impuso una marca de la franquicia en playoffs con 220 yardas por tierra y 3 touchdowns, Jimmy Garoppolo necesitó lanzar apenas 8 pases para 77 yardas y la defensiva de 49ers hizo el resto ante Aaron Rodgers para guiar a San Francisco a un triunfo 37-20 sobre los Green Bay Packers el domingo en la Final de la Conferencia Nacional.

El próximo paso para San Francisco es viajar a Miami en un par de semanas en donde Patrick Mahomes y el potente ataque de los Kansas City Chiefs pondrán a prueba a la defensiva de los 49ers, que retomó su nivel óptimo en los momentos de mayor presión.

Pregúntenle a Rodgers.

Green Bay tuvo apenas 25 jugadas, avanzó únicamente 83 yardas y perdió dos balones ─incluyendo una intercepción─ durante una primera mitad de pesadilla. El marcador de 27-0 al medio tiempo no hizo justicia suficiente al dominio de San Francisco. Los números de Mostert, por otro lado, fueron vivo reflejo de lo que los 49ers son capaces.

Mostert inició la fiesta con un acarreo de anotación de 36 yardas en la segunda serie de San Francisco en el encuentro. Acumuló touchdowns de nueve y 18 yardas antes de que finalizara la primera mitad y los 49ers cerraron la cuenta en los primeros dos cuartos con goles de campo de Robbie Gould de 54 y 27 yardas. Mostert, quien finalizó con un promedio de 7.6 yardas en sus 29 acarreos, cerró su cuenta personal con una escapada de touchdown de 22 yardas en el tercer cuarto. El simbólico tiro de gracia.

Con el encuentro prácticamente sentenciado en los dos primeros cuartos, la dominante defensiva de San Francisco quitó el pie del acelerador apenas lo suficiente para devolverle un poco de relevancia a Rodgers y al partido.

Rodgers finalizó con 31 completos de 39 intentos para 326 yardas con dos touchdowns, de nueve yardas a Aaron Jones y de ocho a Jace Sternberger, y dos intercepciones, la última de ellas a Richard Sherman con menos de dos minutos en el reloj para poner fin a una sorpresiva temporada de Green Bay.

Con el marcador 34-20 y más de 8 minutos restantes, San Francisco puso nuevamente pedal a fondo y le arrancó el último aliento de vida a los Packers. Green Bay se va a casa. San Francisco se va a Miami.