MLS

Fito Zelaya se quejó por falta de confianza de Bradley en LAFC

El delantero salvadoreño tuvo un gris paso por el fútbol estadounidense, donde nunca pudo ganarse un lugar en el equipo de Bob Bradley.

Fito Zelaya durante un partido de LAFC en la MLS.

Rodolfo Fito Zelaya fue presentado como nuevo jugador de Celaya, equipo que milita en la división de ascenso en el fútbol mexicano, a donde el atacante salvadoreño llegará luego de su paso por LAFC de la Major League Soccer, donde nunca pudo hacerse de un lugar en el once titular y la falta de actividad, terminó por marcar la salida del atacante de la Selección Salvadoreña.

El delantero de 31 años jugó solamente 5 encuentros con el equipo de California, en los que apenas marcó un tanto,e incluso fue cedido a Las Vegas Lights de la USL, motivo por el que el exdelantero de Alianza, se quejó debido la falta de confianza que el entrenador de LAFC, Bob Bradley, le tuvo durante su paso por el fútbol de los Estados Unidos.

"Desde que llegué me sacrifique, el club estaba contento con mi labor en los entrenamientos pero no tenía la confianza del entrenador y nunca tuve la oportunidad de jugar, ya que era imposible mostrarme en la cancha en seis minutos", comentó Fito en una entrevista para el medio salvadoreño, Deportes Grupo LPG.

Zelaya, que apenas jugó un partido como titular aseguró que la poca actividad en el equipo de Los Ángeles le pasó factura, pues en un año como jugador de LAFC, el atacante centroamericano disputó un total de 110 minutos, contando los que disputó en la temporada regular de la MLS, así como los que jugó dentro de la U.S. Open Cup.

"No podía hacer maravillas con tan poco tiempo en la cancha y eso me pasó factura al final; no tuve oportunidad de ayudarle al equipo y desarrollar mi fútbol", lamentó el cuscatleco, tras su fichaje con el cuadro de la segunda división mexicana.

Su regreso al fútbol mexicano

Fito ya sabe lo que es jugar en México, pues precisamente hace una década hizo su presentación dentro del balompié azteca, al jugar con el conjunto de León, que en aquél entonces también se encontraba en la Segunda División y en donde tampoco pudo consolidarse y a pesar de ello, el salvadoreño no ve su regreso como una revancha.

"No lo tomo como una revancha ni personal ni deportiva. Es una nueva oportunidad que te brinda la vida en el fútbol y trataré de disfrutarlo, entrenar y jugar alegre pero con la responsabilidad que se requiere. Espero primero Dios que mis números en Celaya FC sean diferentes a los que tuve en el 2019".