DALLAS COWBOYS

Se espera que Cowboys jueguen sin Tyron Smith ante Redskins

El último duelo para el equipo de la Estrella Solitaria esta tarde en Dallas será decisivo para que los Cowboys peleen por un boleto en la postemporada.

Tyron Smith, tacle de Dallas Cowboys

Luego de perderse varias prácticas en las últimas semanas, el quarterback de Dallas Cowboys, Dak Prescott, recibió luz verde para salir detrás del centro esta tarde en el AT&T Stadium, cuando la escuadra texana reciba a Washington Redskins en el último duelo del calendario, mismo que deberán ganar forzosamente y esperar a que Philadelphia pierda ante Giants en New York para conseguir un boleto para alargar la temporada hasta enero.

Sin embargo, a pesar de las buenas noticias sobre la situación de Prescott por su lesión en el hombro, es posible que Dallas se quede sin su mejor hombre en la línea de golpeo, el tacle izquierdo Tyron Smith, quien por una lesión en la espalda se perdió los entrenamientos desde el pasado miércoles que Jason Garrett preparaba, para el duelo que se espera sea su último partido al mando de los Cowboys.

Smith, quien egresó de USC y fue seleccionado en la novena posición global del sorteo de 2011, ha participado en un total de 882 snaps cubriendo el lado ciego de Prescott.

El tacle de 29 años solo ha permitido una captura de quarterback en sus apariciones dentro del emparrillado y, a su vez, cuenta con una calificación de 76.5 puntos, de acuerdo con las métricas de Pro Football Focus.

La (desastrosa) temporada en Dallas

Dallas inició la campaña de manera convincente con tres victorias de manera consecutiva en contra de Giants, Redskins y Dolphins, aunque no se esperaba mucho de ninguno de los anteriormente mencionados para el 2019.

Cuando llegó la Semana 4 iniciaron las dudas y la incertidumbre del equipo que solo ha conseguido dos victorias en playoffs en la década y tres desde 1997.

En aquella jornada, los Cowboys no fueron capaces de vencer a New Orleans sin Drew Brees. Una semana más tarde, no pudieron contra los Packers de Aaron Rodgers. Pero la mayor preocupación para Jerry Jones y los aficionados de Dallas ocurrió cuando dejaron ir el encuentro en New York ante unos Jets que no conocían la victoria.

Dallas logró recomponerse y ganó tres de sus siguientes cuatro partidos, incluido el duelo ante Philadelphia por el título divisional.

Y como era de esperarse, cuando tocó enfrentar a equipos con marca ganadora, perdieron sus siguientes tres duelos (Patriots, Bills, Bears).

Recta final

Un año antes, en los playoffs, el entrenador Garrett perdió el duelo ante Los Angeles Rams en la Ronda Divisional, en el Memorial Coliseum de esa ciudad.

En la Semana 15 del presente calendario, Garrett decidió hacer lo que no hizo en toda la temporada -aunque era su mejor opción- y jugó a la antigua: le entregó el ovoide a Ezekiel Elliott en 27 ocasiones, en las que 'Zeke' no desaprovechó y sumó 160 yardas totales, cruzando la zona de anotación en dos ocasiones por la vía terrestre. Dallas mantenía aquella tarde el liderato de la NFC Este.

Solo había que repetir la dosis del esquema ofensivo ante los Rams, recetarle lo mismo a la defensiva de Doug Pederson para asegurar la división.

A pesar de estar 4-1 cuando Elliott corría para más de 100 yardas, Garrett apoyó su distribución de jugadas al ataque en Prescott, quien ya venía resentido de la lesión en el hombro que lo mantuvo inactivo esta semana.

En el encuentro que menos veces recibió el ovoide Elliott para alcanzar el centenar de yardas resultó ante Miami, cuando fueron con él en 19 ocasiones por la vía terrestre para sumar 125 unidades.

Ante los Eagles, en Philadelphia, el entrenador en jefe de Dallas le entregó el balón solamente en 13 ocasiones a su corredor estrella, la segunda peor cantidad en la temporada para 'Zeke', quien solo pudo acarrear 47 yardas para los Cowboys.

Prescott lanzó el ovoide en 44 ocasiones aquel encuentro, donde solo conectó 25 pases (55.82%). Dallas perdió 9-17 en el Lincoln Financial Field y también dejó escapar la división, además de complicarse su boleto para la postemporada.