NFL

Mason Rudolph niega acusación de insulto racista a Myles Garrett

Al centro de Steelers, Maurkice Pouncey, se le redujo su castigo de tres a dos encuentros, mientras que Garrett se mantendrá suspendido de forma indefinida.

Myles Garrett en Nueva York para su audiencia
Seth Wenig AP

Durante la audiencia de apelación con la NFL el pasado miércoles, el defensive end Myles Garrett expuso que el quarterback Mason Rudolph se dirigió a él con un insulto racista antes de que dieran inicio al embate durante el Thursday Night Football, donde Pittsburgh Steelers y Cleveland Browns chocaron en el duelo divisional, según información de Josina Anderson y Adam Schefter.

Al ocurrir lo anterior, el mariscal de campo no dio cabida para la acusación en su contra. "Mason niega impetuosamente el reporte en el que se le acusa de utilizar lenguaje racial durante el incidente del jueves por la noche en Cleveland", defendió el Director de Comunicaciones de Steelers, Burt Lauten.

Ante la información, el abogado de Rudolph, Timothy M. Younger, también desmintió a al defensivo de Clevelad y negó la aseveración de Garrett al calificar la acusación como "un intento desesperado de mitigar su suspensión".

"Es una mentira", precisó el defensor legal de Rudolph. "La falsa acusación nunca la expresó Garrett después del partido, tampoco la trajo a colación previo a la audiencia y es evidente que tampoco se menciona en la disculpa publicada por los Browns y adoptada por Garrett", argumentó.

"El uso malicioso de esta exagerada acusación es una agresión a la integridad de Mason, el cual es mucho peor que la agresión física atestiguada el jueves", agregó el abogado del pasador y no dudó en calificar la acusación de Garrett como "imprudente y vergonzosa".

Audiencia en NY

Cuando se realizó la acusación, en la audiencia efectuada en Nueva York, el oficial de apelaciones James Thrash permaneció estoico y tomó gran cantidad de notas, de acuerdo con información revelada por ESPN. Y le preguntó al defensor qué haría para actuar distinto en el futuro, a lo que Garrett respondió que no permitiría que la situación llegase a un punto similar nuevamente.

Al finalizar, se confirmó la suspensión por tiempo indefinido a Myles Garrett por la trifulca donde golpeó a Mason Rudolph en la cabeza con el casco del pasador. Al anunciarse la suspensión el pasado viernes, la NFL también comunicó que el defensivo de los Browns tendrá que hacer una parada en la oficina del comisionado Roger Goodell antes de una reinserción a la liga.