MLS

Andrew Hauptman deja de ser propietario de Chicago Fire

El cuadro de la Ciudad de los Vientos dio a conocer que luego de 12 años, Andrew Hauptman dejará de ser propietario de Chicago Fire y Joe Mansueto ocupará su lugar.

Andrew Hauptman deja de ser propietario de Chicago Fire

Chicago Fire se quedará sin uno de sus pilares de la última época, pues el cuadro de la Ciudad de los Vientos dio a conocer que Andrew Hauptman dejará de ser propietario del equipo de la Conferencia Este y su lugar será tomado por Joe Mansueto, que se convirtió en socio mayoritario y tomará las riendas del Fire.

Mansueto se hizo del 51 por ciento de las acciones del cuadro de la MLS, por lo que asumirá el mando del club que actualmente se encuentra en la décima posición de la conferencia este, por lo que su paricipación en los playoffs de la Major League Soccer luce complicada.

Mediante un comunicado, Chicago Fire oficializó la transacción que terminará con doce años de mandato de Andrew Hauptman en el cuadro que juega en el Soldier Field de Chicago, que se despidió de su equipo con unas emotivas palabras en las que le desea mucho éxito a Joe Masueto como nuevo mandamás.

"Lo que el club logró ha sido transformador para la ciudad de Chicago. Hemos aumentado significativamente la presencia del fútbol y nos pusimos al nivel de cualquier club de Norteamérica. Estoy extremadamente orgulloso del posicionamiento del Club en esta coyuntura histórica. Sé que el próximo paso para regresar a Soldier Field hará que Chicago se sienta orgullosa y espero animar a Joe, el Club y sus seguidores mientras continúan con este legado", aseguró Hauptman.

Joe Mansueto llegará al fútbol estadounidense y durante toda su carrera ha sido un hombre de negocios, pues es el presidente ejecutivo de Morningstar, una empresa líder en investigación de inversiones que tiene su sede en Chicago y que a su llegada al nuevo cuadro de la MLS, aseguró que tratará de seguir con el legado de Andrew Hauptman.

Lo que deja Hauptman en Chicago

Hauptman compró a Chicago Fire en 2007 por una suma de 35 millones de dólares y hasta 2018 fue el único propietario del club, antes de compartir acciones con Joe Mansueto. Durante su mandato, Chicago Fire dio de qué hablar por el fichaje de Cuauhtémoc Blanco, que se convirtió en uno de los primeros grandes fichajes de la MLS, además de conseguir el subcampeonato en una Superliga y en U.S. Open Cup.