Fútbol Internacional

Los 5 episodios más polémicos de Zlatan Ibrahimovic ante la prensa

El delantero sueco nunca ha tenido buena relación con los medios de comunicación y recordamos cinco de los conflictos más fuertes en su carrera

El delantero sueco nunca ha tenido buena relación con los medios de comunicación y recordamos cinco de los conflictos más fuertes en su carrera

Han pasado dos décadas desde el debut de Zlatan Ibrahimovic con el Malmö FF de Suecia. Desde entonces el astro europeo ha forjado un característico estilo de juego, pero también se ha dado a conocer a nivel mundial por su temperamento y poca afinidad hacia la prensa.

Ibrahimovic ha defendido los escudos de nueve equipos desde 1999 y en todos sus ciclos en primera división ha tenido roces con los medios de comunicación. Ante tal escenario, te presentamos sus cinco choques más polémicos contra los reporteros.

5.- Festejo amargo en Ligue 1

Durante su etapa con Paris Saint-Germain, Ibra conquistó la Liga de Francia y después de las celebraciones se dirigió a nivel de vestidores. Sin embargo, al sueco le molestó que un reportero empujara a su hijo y le reclamó de inmediato.

4.- Preguntas incómodas

El más reciente acontecimiento se presentó este martes cuando un reportero cuestionó a Ibra sobre su posible futuro en Boca Juniors de Argentina. La respuesta de Zlatan no tiene desperdicio…

3.- Burlas en el aeropuerto

Un periodista español se acercó a Zlatan en pleno aeropuerto para preguntarle sobre su desempeño en el campo, pero al ex FC Barcelona no le agradó esta visita (ni mucho menos la pregunta) y se burló de él haciéndolo hablar en varios idiomas.

2.- Ironía en zona mixta

En su etapa en el fútbol francés, Zlatan fue cuestionado sobre su relación dentro y fuera del campo con el uruguayo Edinson Cavani. Ibra llevó la pregunta hasta donde él quiso y, de paso, humilló al reportero que lanzó esta pregunta.

1.- “Ven a mi casa y lleva a tu hermana”

Cuando Zlatan jugaba para el Barcelona la prensa le tomó una foto junto a Gerard Piqué que generó revuelo. Al poco tiempo, el sueco retó a una reportera para comprobar que no era cierto lo que se decía de él.