Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Serie A

#NFL100

Pete Rozelle: Constructor del football tal como lo conocemos

Llegó a regañadientes para asumir el cargo de una liga mediocre y tres décadas después la convirtió en la principal potencia deportiva de Estados Unidos.

2: Pete Rozelle, el comisionado que revolucionó el football

Si estás leyendo esto es porque eres aficionado de la NFL. Por lo tanto, lo más seguro es que agendes tus compromisos en febrero alrededor del Super Bowl y eres capaz de soportar los lunes tan solo porque podrás terminar el día viendo football.

¿Cierto?

Entonces, te guste o no, estás en deuda con Pete Rozelle.

O como lo dijo el inmortal fundador de los Boston Celtics de la NBA, Red Auerbach:

“El football profesional no era nada hasta que él se convirtió en comisionado”.

Sobran ejemplos para darle la razón a Auerbach. Por principio de cuentas, fue Rozelle _ con el respaldo inquebrantable de Wellington Mara _ el que instauró la repartición de ingresos que creó un equilibrio competitivo y financiero en la NFL.

¿No es suficiente? Bueno, Rozelle también negoció los grandes contratos televisivos que engordaron las arcas de la NFL y de todos sus miembros, hasta convertir una liga mediocre en un monstruo que devoró a sus competidores, llámense otros deportes (MLB, NBA) u otras ligas (AFL, USFL).

Bastarían esas dos medidas para asegurar el legado de Rozelle. No me crean a mí.

Lo que Pete Rozelle hizo con los acuerdos televisivos, posiblemente salvó al football en Green Bay”, dijo en su momento el coach de los Packers, Vince Lombardi.

Recapitulemos. Hasta el momento, Rozelle fue responsable de brindarle un balance competitivo a la liga. La convirtió en una potencia económica y el deporte favorito de Estados Unidos y rescató a una de las franquicias más antiguas y representativas de la NFL. Bueno, no vamos ni a la mitad.

En su primer año en el cargo, 1959, Rozelle tuvo que enfrentar a la que posiblemente fue su mayor amenaza con la creación de la AFL, una liga con el dinero y la estructura suficiente para ser tomada con seriedad.

El experto en relaciones públicas resolvió el dilema de una manera brillante. Creó un convenio con su competidor para disputar un juego de campeonato entre ambas ligas, un pequeño partido que actualmente se le conoce como el evento deportivo más grande de Estados Unidos: El Super Bowl.

Poco después firmó un acuerdo con la AFL para integrarse a la NFL. Y así, de un plumazo, una liga que al momento de su llegada consistía de 12 equipos, ya contaba con 26 al momento de la fusión en 1970.

Si eres aficionado de los Saints, los Falcons, los Buccaneers o los Seahawks, también debes agradecerle a Rozelle, responsable de aprobar la expansión de esas cuatro franquicias durante las décadas de 1960 y 1970.

Todo esto lo logró un pasante de relaciones públicas que trabajaba medio tiempo con los Rams mientras estudiaba en una universidad comunitaria, y cuyo impacto y reputación crecieron de tal forma, que fue reclutado por una la Universidad de San Francisco, no como atleta, sino por su visión empresarial.

Dos años después de graduarse volvió a los Rams para hacerse cargo de sus relaciones públicas y darle un poco de relevancia a un equipo perdido en la metrópolis angelina.

Tras el deceso del comisionado Bert Bell en octubre de 1959, la NFL necesitaba un reemplazo y Rozelle, con apenas 33 años, difícilmente era considerado como el candidato principal. Se requirió de 23 votaciones durante un periodo de siete días antes de que los dueños de los equipos finalmente aceptaran otorgarle la batuta.

Rozelle recibió la noticia de su elección mientras estaba en el baño. Sus primeras palabras cuando ingresó a la reunión de los dueños fueron: “Me presento ante ustedes con las manos limpias”.

Se retiró en noviembre de 1989 con las manos limpias, la reputación inmaculada y un legado que habla por sí mismo: una industria de miles de millones de dólares.