#NFL100

Jerry Rice, el mejor jugador que alguna vez llegó a la NFL

El otrora wide receiver ostenta una considerable cantidad de récords y campeonatos que lo ponen en la discusión del mejor deportista que ha tenido la liga.

Jerry Rice en partido de 49ers

Cuando 49ers seleccionaron a Jerry Rice (Starkville, Mississippi, 13 de octubre de 1962) con el pick 16 global del draft de 1985 no esperaban que el wide receiver se convertiría en una verdadera leyenda de la NFL.

Tan solo unos meses después de obtener su segundo Super Bowl tras derrotar a Dolphins, Bill Walsh hizo uso de todos los recursos disponibles para reclutar a Rice, quien también era codiciado por Cowboys.

El receptor egresado de Missisippi Valley State, una pequeña universidad de niveles inferiores de la NCAA, era visto con recelo por los grupos de visores de la NFL su velocidad, pero nunca tuvieron en cuenta la capacidad para capturar los balones que poseía, la cual se rumora desarrolló tras atrapar ladrillos que le lanzaba su padre durante su infancia.

De la mano de Joe Montana, Rice fue amasando yardas y touchdowns hasta que en el Super Bowl XXIII fue desginado el MVP del encuentro al registrar 11 recepciones para 215 yardas ─récord de la NFL─ y una anotación.

Y a pesar de que consiguió crear una mancuerna de época con Montana ─la cual es considerada la mejor dupla QB-WR de la historia─, cuando el pasador se marchó con destino a Kansas City, también formó un lazo especial con Steve Young que le dio a San Francisco su quinto título ─tercero en la cuenta personal de Rice─ en poco más de una década.

Finalmente, en 2004, tras pasar 20 campañas en la NFL, Rice decidió colgar los botines con  Seahawks. Antes de llegar a Seattle, tuvo una estancia de cuatro campañas con Raiders, equipo con el cual disputó el Super Bowl XXXVII, su único fracaso en el partido definitivo de la temporada.

El legado de Rice

Durante dos décadas en la NFL, Rice se encargó de lograr la sorprendente cantidad de 22,895 yardas ─mejor marca de la liga y aún con ventaja de más de seis mil yardas sobre el segundo lugar, Larry Fitzgerald. También comanda el departamento de más recepciones ─1,549─ y touchdowns ─197─, más campañas con más de mil yardas ─14.

Asimismo, es segundo en touchdowns durante una sola campaña ─22─ detrás de Randy Moss y tercero en yardas ─1,848─ superado por Julio Jones y Calvin Johnson.

Además, fue designado como el MVP de la temporada 1987, fue electo en 10 ocasiones al primer equipo All-Pro, recibió 13 llamados al Pro-Bowl, fue seleccionado en dos ocasiones como el Jugador Ofensivo de la NFL ─1987 y 1993─, fue seleccionado al mejor equipo de la liga en su 75 aniversario y en 2010, su primer año de elegibilidad, fue inmortalizado con un busto en Canton, Ohio.