NFL

Jerry Jones confía en que Ezekiel Elliott vuelva para playoffs

El dueño y gerente de los Dallas Cowboys admite que las negociaciones con el running back están estancadas y no prometen mucho movimiento en días posteriores.

Jones no tiene prisa en que ‘Zeke’ se presente

Ezekiel Elliott no se reportará con los Dallas Cowboys hasta obtener un contrato digno de lo que ha producido en sus primeros tres años en la NFL. Jerry Jones, por otro lado, no tiene ninguna prisa en otorgárselo.

El dueño y gerente general de los Cowboys reconoció el miércoles que están estancadas las negociaciones con su running back para reestructurar un acuerdo que aún tiene un dos temporadas vigentes, y si el proceso se extiende hasta ya entrada la temporada regular, que así sea.

Esto es un maratón. Queremos a Zeke cuando lleguemos a los playoffs”, dijo Jones en una entrevista radiofónica. “Queremos a Zeke para la recta final de la temporada”.

Jones ha demostrado que es un excelente hombre de negocios, pero cuando se trata del aspecto deportivo, pensar que van a estar en posición de playoffs en una Conferencia Nacional plagada de contendientes, es simplemente un optimismo desbordado.

Dallas necesita de Elliott, quien ha encabezado la NFL en yardas terrestres en dos de sus tres años en la liga, para mantenerse en la conversación de playoffs en la NFC, incluso si el novato Tony Pollard ha dejado un grato sabor de boca como su reemplazo durante la pretemporada.

Pero incluso Jones sabe que lo que le da Elliott no se lo puede dar Pollard aún, y es el respeto de las defensivas que, le permite al quarterback Dak Prescott operar sin tanta presión. Sin Zeke en el backfield, todos los ojos estarán sobre el pasador, y eso no siempre ha dado buenos resultados.

“Debemos estar preparados para jugar sin ciertos jugadores. Bien podríamos jugar sin alguien que no viene debido a su contrato. Jugaremos y lo haremos bien”, sentenció Jones.

Sin embargo, Jones está consciente que la motivación principal de Elliott es el dinero, y está dispuesto a utilizar esa ambición en contra de su corredor, quien perdería 227,000 dólares por cada semana de campaña regular que no esté en el equipo. Para alguien con un salario de 3.8 millones de dólares, un cuarto de millón es mucho dinero.

Eso significa que Elliott solo tiene dos opciones, apostar por él como lo hizo Le’Veon Bell, o ceder a lo que pueda obtener de Jones. Por lo pronto, al menos ya ganó un poco de respeto de su jefe.

Hace apenas unas semanas, Jones “bromeó” que no se requería de un campeón corredor para ganar el Super Bowl. Sin embargo, el miércoles cambió ese tono por uno más cordial y, desde luego, más congruente.

“Un Zeke con piernas frescas, si llegamos hasta el final, sería grandioso”, reconoció.

“Si llegamos hasta el final” es una enorme condicionante.