Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena

LOS ÁNGELES DODGERS

Los Dodgers ven a Julio Urías como abridor en 2020

El manager Dave Roberts afirma que el mexicano permanecerá el resto de la campaña como pitcher comodín, labor en la que se ha desempeñado de buena forma.

Urías volverá a la rotación de los Dodgers en 2020

Julio César Urías ha enfrentado esta temporada todo tipo de problemas dentro y fuera del diamante con los Dodgers. Desde un rol incierto hasta una acusación por violencia doméstica que _ a grandes rasgos _ resultó ser un malentendido.

El zurdo sinaloense los ha superado todos y cada uno de ellos de la manera que se esperaba del prospecto más laureado de la organización: Con rotundo éxito.

La manera en que ha enfrentado a sus enemigos en la caja de bateo, el progreso que ha mostrado después de ausentarse de gran parte de la campaña anterior por una lesión en el hombro y como atravesó el pantano del estigma de una acusación legal solo para salir del otro lado impecablemente limpio, le han devuelto a los Dodgers la confianza en que el joven aún con 22 años de edad, es parte fundamental del futuro de la franquicia.

Lo tenemos proyectado para que sea uno de nuestros abridores el próximo año”, dijo el manager Dave Roberts, quien lleva las riendas del mejor equipo de Grandes Ligas esta temporada, “y por muchos años más”.

Es tan solo el más reciente voto de confianza en el mexicano, que ha brillado en cualquier papel en el que Roberts lo ha requerido.

El zurdo tiene foja de 4-2 con 2.59 de efectividad en 25 apariciones, tres salvamentos, seis aperturas y 65 ponches en 62 innings y dos tercios de trabajo. En pocas palabras, Urías se ha mostrado como el comodín en la baraja de lanzadores de Roberts y uno de los brazos más confiables de la novena angelina en uno de sus puntos más débiles esta temporada: el bullpen.

Urías apenas ha trabajado 25 entradas y un tercio en sus seis aperturas (1-1, 3.55 ERA con 30 ponches a cambio de 8 bases por bola), pero su promedio de poco más de cuatro innings por apertura tiene una razón de ser: llevar su preciado brazo con calma para la inminente postemporada y el resto de su carrera.

Desde el bullpen, Urías ha pintado su obra maestra con marca de 3-1 y 1.93 de carreras limpias admitidas _ apenas 8 en 37 entradas y un tercio _ con 35 ponches y tres rescates. El valor agregado que el mexicano le ofrece a los Dodgers es su versatilidad como relevo largo, intermedio, preparador o cerrador en caso de que Kenley Jensen no esté disponible.

Salvo en dos ocasiones, todas las apariciones de Urías han venido con al menos tres días de descanso. Y con los playoffs cada vez más cerca y la creciente posibilidad de que deba echar mano de su relevista más confiable, Roberts se alista a aumentar la carga del mexicano.

“Creo que aún hay tiempo para prepararlo en ese rol, y darle apariciones en días consecutivos, reducir sus apariciones y cosas como esas, que puedan semejar las situaciones de trabajar en la postemporada”, dijo el manager.

Urías ha demostrado estar listo para el desafío y un nuevo éxito solo reforzará la percepción al interior de la organización de que el mexicano merece una oportunidad real como miembro de la rotación en 2020 y demostrar su condición de máxima promesa.