Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Serie A

#NFL100

Chris Carter, el amo del espectáculo aéreo de los Vikings

A pesar de ser reclutado por los Eagles, Carter paso casi toda su carrera en Minneapolis, donde se consolidó como un wide receiver histórico de la NFL.

Chris Carter con los Vikings
Jonathan Daniel Getty Images

A su llegada a la NFL en 1987 ─seleccionado por los Eagles en la cuarta ronda del draft complementario─ Chris Carter no apuntaba para ser un wide receiver trascendente dentro de la liga. Y así fue durante su estancia en Philadelphia, antes de ser liberado por Buddy Ryan por su errático comportamiento.

En 1990 llegó a los Vikings y a pesar de tener participación discreta al arranque de su estancia en la entonces NFC Central, para su segundo campaña en Minneapolis se consolidó como uno de los mejores wide receivers de toda la NFL. Durante ocho años en fila Carter consiguió temporadas de más de mil yardas, fue llamado en todas esas ocasiones al Pro-Bowl y fue electo en dos ocasiones al primer equipo All-Pro.

Aunque en 1995 tuvo su mejor campaña en términos estadísticos al terminar con 122 recepciones, 1,371 yardas y 17 touchdowns, lo conseguido en 1998 fue histórico para Minnesota. De la mano de Randall Cunningham y en compañía de un novato Randy Moss establecieron el récord de más puntos anotados por un equipo con 556 ─la marca actualmente pertenece a los Broncos de 2013─, lograron un récord de 15-1 y se quedaron a un gol de campo errado por Gary Anderson de avanzar al Super Bowl XXXIII, lo que hubiera representado la primera aparición de la organización en el juego final de la campaña.

Tras el fracaso, se mantuvo un tres temporadas más en el Hubert H. Humphrey Metrodome antes de embarcarse por un último año con los Dolphins ─en 2002.

El legado de Chris Carter

Al término de su carrera, el wide receiver se encontraba en el segundo mejor receptor en la historia de la liga en pases de anotación y atrapadas, solo detrás de Jerry Rice ─ya fue superado por Marvin Harrison, Jason Witter, Larry Fitzgerald y Tony Gonzalez─. Además, era el tercer WR más prolífico debajo de Rice y James Lofton.

En 2013, tras más de una década en el retiro fue electo, al Salón de la Fama y antes recibió el honor de formar parte en el equipo de la década de los noventa, donde fue votado como el segundo mejor wide receiver del periodo. Asimismo, fue galardonado con el premio Walter Payton en 1999.

Por otra parte, el número que portó durante su paso en Minnesota fue retirado por la organización, fue entronizado en el anillo de honor del equipo y es el único jugador de los Vikings con más de 1,000 recepciones, además de ser el líder en el juego aéreo de la franquicia.