GOT

Emilia Clarke estudió los discursos de Hitler para GOT

La actriz que dio vida a Daenerys Targaryen durante ocho temporadas en Game of Thrones, reveló que el último discurso que dio fue muy retador.

HBO

La actriz que dio vida a Daenerys Targaryen durante ocho temporadas en Game of Thrones, reveló que el último discurso que dio fue muy retador.

Durante ocho temporadas de Game of Thrones, Emilia Clarke interpretó a Daenerys Targaryen, uno de los personajes más emblemáticos de la serie de televisión, que es considerada por muchos la mejor de todos los tiempos. 

En el sexto y último episodio de la temporada final, Daenerys dio un tremendo discurso a su ejército luego de dejar a King's Landing hecho cenizas y de terminar con Cersei y Jaime Lannister, pero las las palabras que dio la Madre de Dragones necesitaba tener mucho poder, así que para ella fue un gran reto. 

Así que durante una entrevista para Variety, Emilia confesó cómo se preparó para este momento, ya que se sentía muy presionada. "Sabía que este era uno de los momentos más solidarios e integrales para Daenerys como personaje".

A pesar de que no era el primer discurso que la actriz británica daba en idiomas creados para el mundo de Westeros, este era diferente, por lo que vio discursos de algunos dictadores en idiomas diferentes. 

"Para pronunciar todos estos discursos en idiomas falsos, vi muchos videos, que ahora parecen divertidos, de dictadores y líderes poderosos que hablan un idioma diferente para ver si podía entender lo que estaban diciendo sin saber el idioma. ¡Y puedes! Absolutamente puedes entender lo que Hitler está diciendo. Así que pensé: 'Si puedo creer cada palabra que estoy diciendo, el público no tendrá que mirar demasiado los subtítulos'". 

Así que finalmente lo logró. Terminó dando el discurso frente a una pantalla verde, ella sola, con una cámara. "Esa es la única vez que pronuncié ese discurso sin equivocarme, cuando estaba frente a la cámara. Si me hubieras pedido que lo hiciera al día siguiente, ya lo habría olvidado", confesó Clarke.