Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

Super Bowl LIII

Aaron Donald y Ndamukong Suh hablan acerca de Tom Brady

Aaron Donald y Ndamukong Suh

Tony Avelar

AP

Los linieros defensivos de los Rams quieren replicar lo que hace algunos años hicieron los frontales de los Giants en el Super Bowl.

En el Super Bowl XLII, Tom Brady fue capturado cinco veces por la defensiva de los New York Giants. Fue golpeado otras nueve ocasiones durante el juego. Los Giants ganaron y evitaron la primera campaña de 19-0 en la historia de la NFL.

Los Giants fueron capaces de presionar a Brady sin la necesidad de blitzes, únicamente con una frontal de cuatro jugadores cuya rotación incluía a Osi Umenyiora, Michael Strahan, Barry Cofield, Justin Tuck y Fred Robbins. Tuck, un ala defensiva, logró dos de esas capturas.

La defensiva de Los Angeles Rams tratará de hacer lo mismo el domingo en el Mercedes-Benz Stadium, casa del Super Bowl LIII.

La actuación de dos jugadores será clave en el último partido de la campaña 2018: el tackle Aaron Donald y el nose tackle Ndamukong Suh.

Ambos saben que si son capaces de generar presión por el centro de la línea ofensiva de los Patriots, incomodarán a Brady y sus posibilidades de ganar el Super Bowl se incrementarán.

“Eso es con cualquier quarterback. Tienes que incomodarlo. Definitivamente estamos jugando contra el más grande, él lo ha hecho en múltiples ocasiones y ha ganado campeonatos”, dijo Donald, quien en la campaña regular sumó 20.5 capturas de quarterback, pero aún busca su primera en los Playoffs. “Lo que tienes que hacer es incomodarlo y hacer lo que sea para sacarlo de su zona de confort”.

Donald le tiene mucha confianza al perímetro de los Rams y su agresivo estilo de juego. Si los backs defensivos de Los Angeles no se despegan de los receptores de New England, Brady podría quedarse más tiempo con el balón y eso sería benéfico para la defensa.

“Nuestra secundaria nos tiene que dar esas oportunidades para poder derribarlo cuando se quede con el balón. Es un gran quarterback, pero si lo presionas, es como cualquier otro, tendrá un día complicado”, aseguró Donald.

Para Suh, lo primero que tienen que hacer los Rams es frenar la carrera.

Creo que lo más importante es frenar el ataque terrestre. Eso fue lo que vi en el video la semana pasada. Su juego terrestre ha sido dominante y van a querer extender sus series ofensivas y cansar a las defensas”, dijo Suh. “Así que es muy importante para nosotros frenar el ataque terrestre y luego tendremos la oportunidad de ir detrás del quarterback con Donald, [Michael] Brockers, Dante [Fowler] y yo… Tenemos un grupo de jugadores que saben presionar al quarterback y si nuestros backs defensivos nos ayudan a que [Brady] retenga el balón, es lo que pedimos para tener oportunidades de ir tras él”.

Suh jugó tres campañas en Miami y conoce a la perfección a Brady.

“Está entre los mejores”, reconoció. “Disfruto mucho cuando juego contra él. Hay muchos quarterbacks que son muy buenos, pero obviamente él es uno de los mejores de la liga y es un futuro miembro del Salón de la Fama, así que siempre es un placer golpearlo y capturarlo”.

Lo que hagan Donald y Suh será muy importante para los Rams, pero Aaron sabe que se necesita un trabajo en equipo para evitar que Brady y los Patriots se coronen por sexta vez en el Super Bowl.

Vamos a necesitar a los once jugadores de la defensa para hacer el trabajo”, dijo Donald, favorito para ser nombrado Jugador Defensivo del Año. “Yo soy sólo una pieza del rompecabezas. Hay otras piezas que también tienen que hacer su trabajo. Estamos ante un gran equipo y tienes que estar listo”.