Competición
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

Fútbol Femenil

Sam Kerr, máxima goleadora en la NWSL y W-League

Sam Kerr jugando con Australia

AP

La joven delantera ha hecho una gran carrera con tan sólo 25 años de edad, pues ya cuenta con cuatro récords en Estados Unidos y Australia.

La delantera de Chicago Red Stars y la Selección Nacional de Australia, Sam Kerr, ha hecho historia, pues al jugar en dos ligas, la de su país natal y la de Estados Unidos, se ha convertido en la máxima goleadora histórica de ambos torneos. La australiana ahora cuenta con 124 goles entre las dos ligas, esto en un periodo de participación de 10 años, pues su primer equipo profesional lo tuvo a los 15 años de edad.

NWSL

Kerr acumula un récord de 59 anotaciones de en la NWSL, por lo que se ha convertido en la máxima anotadora de la liga estadounidense, superando a figuras como Jessica McDonald, Alex Morgan, Carli Lloyd y la mítica capitana de Canadá, Christine Sinclair.

La delantera llegó a la NWSL en 2013 al Western New York City en donde estuvo durante 2 temporadas, posteriormente se unió al Sky Blue, equipo en el que permaneció 3 temporadas, en la última de estas ganó la Bota de Oro tras romper el récord de anotaciones en una temporada, 17 en total.

Para 2018, Sam se unió a las filas de Chicago Red Stars, equipo con el que llegó a los playoffs de la NWSL, y con el que repitió el campeonato de goleo, esta vez con un gol menos que la temporada anterior, 16.

W-League

La atacante inició su carrera profesional con Perth Glory, club con el que ha marcado la mayoría de sus goles en Australia, pues ya acumula 52 dianas. En su país natal también formó parte de otro equipo, el Sydney FC, con el que logró hacer 13 anotaciones, por lo que ya se volvió la máxima romperedes de la liga femenil, 64 en total.

Otros logros

La joven futbolista de 25 años de edad tiene un futuro muy prometedor en el deporte, pues a su corta edad ya se muestra como una de las jugadoras más completas del orbe, por el momento, en 2017 fue reconocida como la mejor jugadora de Asia, en 2018, en la primera edición del Balón de Oro Femenino, quedó ubicada en la 5 posición.