Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Chilena

Picks Ronda Divisional

Llegó la hora: Pronósticos para la ronda divisional de la NFL

Los cuatro equipos locales salen, nuevamente, como favoritos, pero eso no funcionó muy bien la semana anterior en donde solo Dallas cumplió en casa.
New England Patriots vs Philadelphia Eagles en vivo

Sidelines del equipo de los Chiefs
JAMIE SQUIRE AFP

Herbert Spencer y Charles Darwin murieron sin saber que eran los playoffs de la NFL. Y sin embargo, pudieron definirlos a la perfección: La supervivencia del más apto.

El ciclo de la vida y la postemporada no son muy distintos. Hay cazadores, hay presas y hay cazadores que rápidamente se convierten en presas. El viejo, el enfermo y el inexperto se rezagan. El más rápido, el más fuerte y el más astuto sobreviven para repetir este ciclo las veces que sean necesarias.

La semana pasada cuatro equipos se convirtieron en carroña y este fin de semana otros cuatro correrán la misma suerte, reduciéndose la manada por la mitad semanalmente hasta que conozcamos al súper depredador por excelencia. Al más apto.

La misión no es sencilla. En este ciclo de la vida el cazador rápidamente puede convertirse en presa y los ocho sobrevivientes cuentan con argumentos necesarios para ser el último en mantenerse de pie cuando todo haya sido escrito.

Dejen a un lado sus colores por un momento, aunque sea por un minuto, y no es difícil armar un caso para cualquiera de los ocho equipos. Incluso para el que tiene a Jason Garrett como entrenador, el que tiene al quarterback suplente en los controles, el del pasador de 40 años, el que cortó a su running back de Pro Bowl. Todos tienen la misma oportunidad.

El que la tiene un poco más complicada es Iván Pirrón, que se rezaga en la carrera de picks. Es hora de matar, de una vez por todas, cualquier esperanza que albergue. Aquí los pronósticos para la ronda divisional.

Colts en Kansas City (-5.5)

Se pueden presentar un montón de argumentos para pensar en que los Colts pueden dar la sorpresa el sábado en Arrowhead. Su endemoniado cierre de temporada, una defensiva capaz rápida y ágil capaz de “contener” a Mahomes, un Andrew Luck capaz de bailar con cualquier ofensiva de la liga.

De la misma manera hay muchos argumentos para pensar en una despedida de Kansas City a las primeras de cambio. Andy Reid tiene 13 derrotas en 24 juegos de playoffs y un solo triunfo desde 2009. Cerraron con dos derrotas en sus últimos tres juegos y su marca contra equipos que clasificaron a playoffs fue apenas de 2-4.

Está claro, ninguno de estos dos equipos es el mismo que empezó la temporada, para bien o para mal y, de alguna u otra forma, la presión está sobre Kansas City.

Los Colts llegan con una clara ventaja en la defensiva al ser la 10ma mejor de toda la liga. Pero nada que Kansas City no haya visto antes, en la temporada se enfrentó cinco veces a equipos que finalizaron en el Top 10 y terminó con foja de 3-2 con un promedio de 32.6 puntos anotados.

Tenemos un número. Si los Colts pretenden ganar tendrían, en teoría, aspirar a 33 puntos, cifra que alcanzar cinco veces en el año, tres veces fuera de casa. Esa cifra pierde un poco de impacto al revelar la oposición: Jets, Raiders y Titans.

En total, los Colts promediaron apenas 24.2 puntos como visitantes y la idea convencional es que la defensiva de los Chiefs tiene un sinfín de deficiencias. Pero saben cuántas veces permitieron más de 30 puntos en casa? Exactamente. Cero.

La confianza está del lado de los Colts. El talento está del lado de lo Chiefs. A veces es lo único que se necesita. Chiefs 34-28 Colts.

Cowboys en Los Angeles (-7)

Hay algo en estos Rams que genera desconfianza. Tal vez sean las similitudes con el equipo del año pasado, el flojo cierre de temporada de Jared Goff o el hecho de que no los hemos visto jugar con Todd Gurley al 100 por ciento en casi un mes.

Tal vez sea una maldita combinación de todo lo anterior.

La realidad es que de todos los rivales que le podían tocar a Dallas, les llegó uno que les acomoda muy bien.

Para Dallas, viajar a Los Angeles es visitar su segunda casa, a unos cuántos kilómetros de su sede de pretemporada en Oxnard, por lo que la “localía” no es un enorme factor, mucho menos en el Coliseo. Además hay algo en la defensiva de los Rams, la número 23 contra la carrera, que invita a una fuerte dosis de Zeke.

La fortaleza de los Rams está en la presión interna contra el pase ─cortesía de Mr. Aaron Donald─ y los Cowboys sufren particularmente en ese tipo de protecciones, pero el riesgo se minimiza si Dak tiene que ir al aire 30 veces o menos. Eso solo es posible comprometiéndose al ataque terrestre y que la defensiva haga el trabajo.

No hemos visto a los Rams a máxima capacidad desde aquella edición de Madden en vivo ante los Chiefs. Desde entonces Goff se enfermó de “Blakebortlesitis” y Todd Gurley se lesionó, enseñándole al resto de la liga la fórmula para detener a la segunda mejor ofensiva de la liga. Poner el juego en el brazo de Goff.

Los Cowboys pueden hacerlo. Su defensiva es la quinta mejor contra la carrera y promedió apenas 89 yardas terrestres en los últimos ocho juegos. Los Rams tuvieron menos de 90 yardas por tierra en tres ocasiones este año, con marca de 1-2.

Me da miedo pensar en todas las similitudes entre este juego y el duelo en la ronda de comodines del año pasado, en el que los Rams y la ofensiva más prolífica de la NFL recibieron a la veloz defensiva de Atlanta. Se parecen hasta en el resultado. Cowboys 23-21 Rams.

Chargers en New England (-4):

Tom Brady y Bill Belichick han estado tantas veces en playoffs y acumulan tantos récords de postemporada, que hace que sea imposible apostar contra ellos basándose en simples números y estadísticas.

Una cosa está clara, sin embargo. No es muy inteligente ir en contra de los Patriots cuando han tenido dos semanas de preparación y están en casa en playoffs.

Pero nadie dijo que yo fuera inteligente.

El domingo se esperan alrededor de 10 centímetros de nieve en Foxboro, lo que me recuerda un juego en ese mismo estadio hace 17 años ante un equipo de California sin casa fija, con un quarterback veterano, en un duelo de la ronda divisional. Un partido que dio inicio a la dinastía.

¿No sería irónico que la dinastía terminara en circunstancias similares?

Puede ocurrir. Los juegos bajo los elementos se prestan para el ataque terrestre y los Chargers ya demostraron que son capaces de detenerlo. También demostraron que cuentan con una defensiva capaz de cubrir zonas cortas y rutas rápidas, la especialidad de los Patriots. El problema para Los Angeles será el mismo que para el resto de la NFL, detener a Rob Gronkowski.

Los Chargers necesitan tomar ventaja temprano y obligar a los Patriots a jugar desde atrás. Solo así podrán utilizar el play-action a su favor y abrir las rutas largas para Mike Williams. El posible regreso del tight end Hunter Henry tampoco estorba. Lo más importante para los Bolts es mantenerse lejos de los errores, con marca de 2-5 cuando perdieron el balón en al menos dos ocasiones.

Solo siete equipos en la era del Super Bowl han ganado nueve juegos fuera de casa, los Bolts son el octavo. Todos ellos culminaron la temporada con el Lombardi en sus manos. PICK: Chargers 24-22 Patriots.

Eagles en New Orleans (-8):

Desde que se conocieron los cruces para la ronda divisional, este era el juego que más conflicto me causaba. El aura, el corazón y la fortuna de los campeones en contra del equipo más potente y balanceado, un conjunto destinado a cosas grandes.

Cuatro días después, el encuentro no ha perdido un ápice de mística. Sigue siendo sumamente atractivo, aunque los números digan otra cosa. Para Nick Foles los números y las adversidades son solo gasolina.

Los Eagles ganaron cinco de sus últimos seis juegos desde que los Saints les propinaron una aleccionadora derrota de 48-7 que parecía tenerlos en la lona. Pero hay un motivo por el que Rocky es de Philadelphia, siempre se levantan de la lona.

Desde entonces, los Eagles permitieron 19 puntos en promedio en la temporada regular ─incluyendo triunfos sobre ataques de la talla de Rams y Texans─ y fueron a derrotar 16-15 a Chicago a domicilio. No se les puede dar por muertos.

Pero los Saints están hechos de otro material. Promediaron 34 puntos en casa, 37 si no se cuenta la semana 17 con Teddy Bridgewater como titular. Tienen a la segunda mejor defensiva contra la carrera y fueron quintos en sacks.

Más importante aún, tienen el tiempo en contra. Todos en el equipo le quieren dar un segundo anillo a Drew Brees y están conscientes que oportunidades como estas no se presentan todos los días.

Y después de que Sean Payton llegó en la semana al vestidor con el Lombardi y 250 mil dólares en efectivo (el premio de campeón para cada jugador) y le preguntó al equipo: “¿Quieren esto? Ganen tres malditos juegos”, no me queda la menor duda de quién va a ganar. Y cómodo. PICK: Saints 34-23 Eagles.

La apuesta de DeTocho:

Colts-Chiefs: OVER de 57

Chargers +4

Saints -8

Ronda de Comodines: 4-0

Playoffs 4-0

Temporada regular: 170-85

Total: 174-85

Carrera de Picks: DeTocho: 209-85 Iván: 202-92