Competición
  • Champions League

Lo mejor y lo peor de la Semana

Lamar Jackson y Kirk Cousins, lo mejor y lo peor de la semana 17

Lamar Jackson y Kirk Cousins, lo mejor y lo peor de la semana 17

Patrick Smith

AFP

La última semana del calendario regular dejó un nuevo colapso para el hombre de los 84 millones de dólares.

Estados Unidos

Lamar Jackson pasó de ser un experimento y, en realidad, el último recurso, a convertirse en el salvador de los Ravens.

Baltimore llegó a su descanso en la semana 10 con marca de 4-5, tres derrotas consecutivas, un quarterback lesionado y lamiéndose las heridas después de caer ante su acérrimo rival.

Las opciones eran pocas. Morir peleando, como siempre lo han hecho, o resignarse a olvidarse de los playoffs por cuarto año consecutivo. El panorama era aún más incierto ante la lesión en la cadera de Joe Flacco.

Y entonces apareció Jackson. Aquél quarterback del que, incluso después de ganar el Heisman, muchos dudaban que tuviera cabida en la NFL. Su estilo no se ajusta, decían. No tiene el brazo para jugar en esta liga, decían. No podrá con la velocidad o la fuerza en el siguiente nivel, decían.

Sigan diciendo.

Jackson comandó una increíble transformación en Baltimore para llevarlos al título del Norte de la AFC después de obtener triunfos en seis de sus siete inicios para cerrar el año. ¿Su única derrota? Un revés 27-24 en tiempo extra en Kansas City. Ahora los Ravens están en playoffs y con etiqueta de caballo negro.

El domingo, Baltimore necesitaba la mejor versión de Jackson para asegurar su boleto ante unos aguerridos Browns empeñados en terminar la campaña con récord ganador, pero sin respuesta ante el versátil quarterback.

Jackson completó 14 de 24 para 179 yardas, sumó otras 90 por tierra con dos anotaciones y, aunque su fumble en la línea de gol pudo haber sido costosísimo, hizo, en gran medida, lo necesario para sellar el boleto de Baltimore a postemporada.

Mención honorífica para Baker Mayfield, quien se convirtió en el quarterback con más pases de touchdown en su temporada de novato y demostró su liderazgo y hambre incluso en la derrota. Mayfield se quedó a unas 10 yardas de ayudar a Pittsburgh, no pudo hacerlo. Un mal presagio, pues yo no esperaría que Mayfield ayude a los Steelers o a ningún otro equipo del Norte de la AFC durante la próxima década.

Lo peor de la semana

Los problemas de Kirk Cousins en los grandes escenarios son conocidos por todos. De alguna manera, Minnesota pensaba que eso se iba a corregir con dinero. Eso nunca ha funcionado.

Con la temporada en juego y en control de su destino, Cousins tenía la responsabilidad de derrotar en casa a un rival divisional para mantener con vida a los Vikings. Como le ha sucedido antes, no pudo hacerlo.

El quarterback de los 84 millones de dólares tuvo su peor producción de la temporada, 132 yardas, en el peor momento posible. Frente a la mejor defensiva de la liga, en casa y con la temporada en juego, Cousins tenía una oportunidad de oro en sus manos. En cambio, fue capturado cuatro veces (quinto juego con cuatro sacks en la campaña), Minnesota tuvo de 11-1 en terceros downs y su discusión en las diagonales con Adam Thielen fue solo la cereza en la cima de otro nuevo colapso.