LaLiga Santander
Liga Belga
Eupen EUP

-

Gent GNT

-

FINALIZADO
Royal Antwerp RAN

1

Brujas BRU

1

FINALIZADO
Genk GNK

3

Charleroi CHR

1

Liga Holandesa
FINALIZADO
Utrecht UTR

2

Zwolle ZWO

0

FINALIZADO
Feyenoord FEY

3

Excelsior ECL

0

FINALIZADO
FC Emmen EMM

1

AZ Alkmaar AZ

4

FINALIZADO
Heerenveen HEE

1

Vitesse VIT

1

Liga Mexicana - Apertura
Liga Rumana
Cluj CFR

-

D. Bucarest DBU

-

FINALIZADO
Steaua STE

2

ACS Sepsi SEP

0

Liga Turca
EN JUEGO
Büyüksehir Belediye Erzurumspor BBE

1

Besiktas BES

2

EN JUEGO
Akhisar Belediyespor AKI

1

Caykur Rizespor RIZ

1

Alanyaspor ANY

-

Ankaragücü ANK

-

Galatasaray GAL

-

Göztepe GÖZ

-

Liga Uruguaya - Clausura
Boston River BRI

-

Cerro CER

-

Rampla Juniors RAM

-

Racing de Montevideo RAM

-

Atlético Fénix FEN

-

Defensor Sporting DEF

-

Torque TOR

-

Club River Plate RIV

-

Peñarol PÑL

-

El Tanque Sisley TAN

-

Nacional de Montevideo NCM

-

Progreso

-

Liga Venezolana - Clausura
Deportivo La Guaira LGU

-

Deportivo Lara GLA

-

Metropolitanos MET

-

Portuguesa F.C POR

-

Zulia ZUL

-

Carabobo Fútbol Club CAR

-

Deportivo Táchira DTA

-

Monagas MON

-

Mineros de Guayana MIN

-

Estudiantes de Mérida ETM

-

Academia Puerto Cabello APC

-

Caracas Fútbol Club CAR

-

Zamora F.C ZAM

-

Estudiantes de Caracas ECA

-

WTA Cincinnati
Simona Halep Simona Halep
-
Kiki Bertens Kiki Bertens
-

Yankee Stadium, el peor enemigo de Giancarlo Stanton

New York Yankees

Yankee Stadium, el peor enemigo de Giancarlo Stanton

Yankee Stadium, el peor enemigo de Giancarlo Stanton

Getty Images

El toletero sigue acumulando abucheos por parte de los aficionados en casa debido a la microscópica productividad en New York.

Estados Unidos

La expectación de una campaña monstruosa estaba más que justificada. El poder de Giancarlo Stanton, combinándose con las cortas dimensiones de Yankee Stadium y la protección en el lineup que le proporcionarían Aaron Judge y Gary Sánchez, eran el material con el que se fabrican los sueños.

Los sueños se convirtieron rápidamente en una pesadilla con un juego de cinco ponches en su primer partido en casa. Dos semanas después, el toletero sigue sin congraciarse con el Bronx. Si algo, ha ganado más enemigos.

Los abucheos no son para menos. Júzguelo usted mismo. Después de ocho juegos en casa, Stanton batea para apenas .086 (3 de 35) con un cuadrangular, tres carreras remolcadas y 20 ponches. Esos números no complacerían a ninguna afición y mucho menos a una tan exigente como la de los Yankees.

Para términos comparativos, durante su campaña de MVP de 2017, Stanton llegó a los 20 ponches en casa el 15 de mayo, en su 18vo partido como local. Eso es un mes y 10 partidos después.

Lo peor del caso es que se suponía que Yankee Stadium fuera el refugio de Stanton, el lugar en el que encontraría resguardo, paz y decenas de jonrones después de media década de desplegar un poder sobrehumano en el espacioso Marlins Park, que desde su fundación ha sido un rompecabezas para los bateadores de poder.

Pero para Stanton la situación parece empeorar con cada partido, algo difícil de concebir considerando el sonoro abucheo en su debut. Pero de alguna manera, ha empeorado. Solo hace falta ver una pequeña muestra en los dos juegos más recientes, ante su ex equipo, y donde la frustración de los aficionados y de Stanton se ha incrementado por igual.

El lunes fue el único titular de New York que no consiguió un solo imparable y en lugar de eso se ponchó dos veces y bateó un elevado al cuadro con las bases llenas. El martes, se fue nuevamente en blanco y sumó otros dos chocolates. Es justificable que los aficionados se guarden sus aplausos para otro pelotero. De hecho, Stanton se ha ido en blanco en seis de sus ocho juegos como local, se ha ponchado en siete de ellos y en seis de esos partidos han sido al menos dos.

Stanton y los Yankees tenían sueños de una ofensiva histórica en la franquicia más laureada del deporte. Pero Stanton parece haberse olvidado que el primer requisito para disparar un cuadrangular es hacer contacto y ahí radica el problema.

Sin embargo, Stanton nunca ha sido de los que tienen un arranque centellante de campaña y a lo largo de su carrera es en abril en el mes en el que tiene menos jonrones y peor porcentaje de bateo. E incluso cuando no cuenta con el respaldo de los fanáticos, sí tiene el del manager Aaron Boone, quien después del juego del martes dijo que está “a un swing de volverse a enfocar”, aunque dejó abierta la posibilidad de bajarlo “un poco” en el orden al bate.

0 Comentarios

Mostrar