Isaiah pierde la cabeza y ¡-39! de los Cavs con LeBron en pista

TIMBERWOLVES 127 - CAVALIERS 99

Isaiah pierde la cabeza y ¡-39! de los Cavs con LeBron en pista

Jimmy Butler frena a LeBron James.

Brad Rempel

USA TODAY Sports

Los Timberwolves aplastaron a Cleveland en la noche en la que 'King' James estableció el peor +/- de toda su carrera. Thomas acabó expulsado.

Los Timberwolves se encuentran en su momento más dulce del curso, así que no dejaron escapar la ocasión para meter un meneo de aúpa a unos Cavaliers que fueron cualquier cosa menos un equipo de la NBA. Perdieron por 28 puntos (127-99). Y gracias, ya que llegaron a ir 41 abajo (96-55) después de un mate de Wiggins tras asistencia de Tyus Jones. Los de Ohio nunca fueron por delante en el marcador. Se desplomaron a partir del 2-2 en el segundo minuto de partido. La afición de Minnesota se lo pasó en grande. Y ojo a los lobos, que con un Jimmy Butler en estado de gracia empiezan a comportarse como uno de los ogros del Oeste. Tras imponerse en nueve de sus doce últimos encuentros, se colocan con un 26-16 de balance. Cómodamente situados en la cuarta posición de la Conferencia. Y eso sin contar con Jeff Teague, su base titular, en los siete últimos compromisos.

Todos los titulares de los Wolves registraron, al menos, un +31 con ellos en cancha. Una auténtica barbaridad que contrasta con los paupérrimos registros del quinteto visitante. Un baño el que le dieron los Wolves a los subcampeones. "Hicimos lo que se supone que tenemos que hacer en casa. Somos un muy equipo muy bueno. Ellos también lo son. Fallaron muchos tiros que normalmente suelen meter. Todos lo sabemos", comentó, con los pies en la tierra, Butler. 

Butler, el anti-LeBron

En 27 minutos de juego, el alero rozó el triple-doble: 21 puntos (con 4/6 en triples y de todos los colores: sobre la bocina justo antes del descanso, en transición...), 8 rebotes, 9 asistencias y 3 robos. Registró un +39. El mismo dato, pero con distinto signo, que LeBron James. El -39 es la peor cifra del cuatro veces MVP a lo largo de su carrera. "Me importa un bledo esta estadística", comentó tras una noche para el olvido. Se quedó en 10 tantos (su peor anotación en temporada regular desde enero de 2007), 8 rebotes y 5 asistencias. No es casualidad que enfrente tuviese a un Butler que le tiene tomada la medida: 12-5 para el de Houston en sus cara a caras (aunque en playoffs el de Akron domina 8-3). Es la primera derrota del Rey en Minneapolis desde el 17 de febrero de 2005. Definitivamente, nada salió bien para sus intereses y los de su equipo. 

La frustración de Isaiah

Además de Jimmy, los dos interiores de los Wolves —Towns y Gibson— aportaron sendos dobles-dobles y Andrew Wiggins aportó otros 25 tantos. Precisamente, el canadiense sufrió en sus carnes (mejor dicho, en su garganta) la frustración de Isaiah Thomas. Tras dos victorias, el base encajó su primera derrota de la campaña en un encuentro que abandonó antes de tiempo al ser expulsado en el tercer cuarto por el hachazo que sin venir a cuento le propinó a Wiggins. Falta flagrante de tipo II. "No quería hacerlo. Estoy contento de que esté bien", comentaría después. Tiempos felices en Minnesota.

0 Comentarios

Normas Mostrar