Seis equipos estrenan entrenador esta temporada

CARAS NUEVAS

Seis equipos estrenan entrenador esta temporada

Seis equipos estrenan entrenador esta temporada

Dustin Bradford

AFP

Las expectativas para cada uno de ellos varía de acuerdo al personal con el que cuentan.
Vikings-Rams en vivo y en directo online

Ciudad de México

El football es un deporte en el que Bill Belichick juega ajedrez mientras que el resto de la NFL juega damas chinas.

O tal vez no.

Cuando Belichick se creó parte de su reputación, gran parte del éxito de aquellos poderosos Giants se le atribuyó al entonces entrenador en jefe Bill Parcells. Una mediocre, por decir lo menos, experiencia al frente de los Cleveland Browns, no hizo mucho por alterar esa percepción. Y con su llegada a los Patriots se convirtió en genio.

A lo que voy es que gran parte del éxito de un entrenador, en especial uno joven o sin experiencia previa, va de la mano del talento que lo rodea. Este año se pondrá a prueba ese concepto con seis nuevos coaches para iniciar la campaña y solo uno de ellos con experiencia en la posición.

La gran mayoría de ellos llega a una situación de apremio en donde los resultados urgen y el talento escasea, pues de no haber sido el caso, obviamente, no se habría requerido un cambio en el mando. Sin embargo, los seis equipos que estrenan capitán al timón _ Jaguars, Bills, Broncos, Chargers, Rams y 49ers _ tienen distintas expectativas de su nuevo entrenador en jefe.

Doug Marrone, Jaguars

Marrone se quedó con el puesto de Gus Bradley después de reemplazarlo de forma interina hacia el final de la temporada anterior. Marrone, quien se hizo de un nombre como coordinador ofensivo con los Saints entre 2006 y 2008, no cuenta con un Drew Brees para trabajar, sino con un tambaleante Blake Bortles y no mucho más.

Ya son varios años en los que se espera que los Jaguars den el siguiente paso, sin embargo Bradley no pudo con la tarea y ahora es una misión de Marrone rescatar la carrera de Bortles y enseñarle a los Jaguars el camino. Si eso se traduce en más de siete victorias, bienvenidas sean.

Sean McDermott, Bills

El experimento de Rex Ryan no funcionó en Buffalo así que los Bills optaron por traer a otro genio defensivo cuya principal arma es la intensidad. McDermott gozó de éxito considerable al frente de la defensiva de los Panthers, a la que ubicó entre las 10 mejores en cinco de sus seis años con el equipo.

La primera misión de McDermott es resucitar a una defensiva que ha dado un paso atrás. Si puede inyectarle algo de vida a una ofensiva en plena reconstrucción y que solo cuenta con LeSean McCoy como arma, será un plus. Una de las ventajas con las que cuenta McDermott es que se rodeó de asistentes de experiencia. Pero el talento dentro del campo no debe llevar muy lejos a los Bills.

Kyle Shanahan, 49ers

Reconocido como una de las mejores mentes ofensivas de su generación, hay pocos que puedan competir con la creatividad del joven Shanahan, a pesar del lapsus que pudo costarle una sortija de campeonato con Atlanta.

Shanahan no solo es creativo sino que también es intrépido. Se salió de su zona de confort, en donde estaba al frente de una de las ofensivas más talentosas de la NFL para tomar las riendas de uno de los equipos con menos capacidad dentro del campo. Sin embargo, esa apuesta le otorga control absoluto de la renovación, pero debe sentar bases sólidas desde el comienzo para ganarse la confianza de la gerencia.

Anthony Lynn, Chargers

Considerado como uno de los mejores candidatos para la posición en esta generación, la tentación de contar con Lynn fue demasiada para los Chargers como para tomar en cuenta que Philip Rivers, Keenan Allen y el resto de su personal ofensivo no se adaptan al estilo de ataque terrestre que prefiere Lynn.

Sin embargo, es difícil argumentar que haya algún nuevo entrenador que se haya rodeado mejor que Lynn, con dos ex entrenadores en jefe como Ken Whisenhunt y Gus Bradley, quienes tienen experiencia de campeonato de Super Bowls como asistentes y podrían reducirle las responsabilidades a Lynn para que pueda obtener el máximo rendimiento de su personal.

Sean McVay, Rams

No se llega a ser head coach de la NFL a los 31 años basándose solo en recomendaciones, por lo que McVay sin duda posee una mente especial. ¿Cómo se traducirá eso en resultados? Está por verse. Sin embargo, en sus dos años como coordinador ofensivo en Washington la ofensiva en general, y Kirk Cousins en particular, mostraron un importante progreso.

McVay es justo lo que necesita el novato y primera selección global de 2016 Jared Goff si es que va a dar el siguiente paso en la NFL. La ofensiva mejoró en personal, y las expectativas no son muy altas, así que cualquier triunfo que obtenga McVay, en verdad, cualquiera, será más que bienvenido.

Vance Joseph, Broncos

Después del retiro de Gary Kubiak por motivos de salud, la vacante de los Broncos se convirtió en una de las más codiciadas de la NFL debido al nivel de talento con el que cuenta. Joseph, una mente defensiva en ascenso, tal vez no tenga las credenciales de otros debutantes, pero si cuenta con el personal en el campo y buena compañía en las laterales como para pensar en otorgar los mejores resultados.

Con una ofensiva que solo carece de un pasador confiable, algo que no ha sido problema en el pasado con una defensiva dominante en Denver, Joseph solo tiene que explotar todo el talento de Von Miller y compañía para mantener a los Broncos en la conversación.

0 Comentarios

Normas Mostrar